SANA. - Más de 30 manifestantes resultaron heridos por bala, uno de ellos de gravedad este sábado en Taez (sur), en tiroteos contra una marcha de protesta contra el presidente Ali Abdalá Saleh, indicaron testigos y una fuente médica.

El ataque a la manifestación es reflejo de una persistente tensión en Yemen a donde llegó según fuentes políticas este sábado el mediador del Consejo de Cooperación del Golgo (CCG), Abdelatif Zayani, para intentar reactivar su plan de salida de crisis, actualmente dejado de lado. El anterior balance era de 15 heridos.

Unidades de la policía y de la guardia republicana dirigida por el hijo del presidente Saleh, así como partidarios del régimen, dispararon en varias ocasiones en dirección de una marcha de decenas de miles de manifestantes en la principal avenida de Taez, según testigos.

Taez es la segunda ciudad del país, convertida en uno de los principales focos de la protesta popular.

Los manifestantes detuvieron a tres de los atacantes y los entregaron al comité de organización de la protesta en la plaza de la Libertad, según los organizadores.

Uno de los heridos fue "alcanzado en la cabeza y se encuentra en un estado de muerte clínica", indicó a la AFP una fuente médica.

En Taez, la gente adhirió ampliamente a un llamado a la huelga general lanzado por el movimiento de protesta. Lo mismo sucedió en las provincias del sur como Aden, Lahej y Abyan, pero fue seguido parcialmente en Saná y en la provincia de Shabwa (sureste), según los habitantes.

Las monarquías del CCG propusieron un plan de salida de crisis que prevé la formación por la oposición de un gobierno de reconciliación y la dimisión un mes después de Saleh a cambio de su inmunidad, y finalmente una elección presidencial en 60 días.

Pero Saleh, en el poder desde hace 33 años, no quiso firmar el plan. El viernes amenazó "defenderse por todos los medios" contra la oposición que pide su renuncia.

Al menos 179 personas han muerto desde fin de enero, desde el inicio de la revuelta, según un balance establecido por la AFP.