La Habana. La apertura del presidente Obama a Cuba ha acelerado un aumento de emigración cubana hacia Estados Unidos. Las últimas estadísticas muestran cómo muchos en la isla crecen preocupados porque desde hace mucho tiempo los beneficios de inmigración de EU para los cubanos están en peligro.

El mes pasado, la Guardia Costera estadounidense interceptó a 481 cubanos en pateras y balsas, un aumento de 117% en un año. Pero los navegantes representan sólo una fracción de los que tratan de llegar a EU. En el aeropuerto de Miami y los puntos de entrada en la frontera con México el número de cubanos que llegaron buscando refugio saltó a 8,624 en los últimos tres meses del 2014, un aumento de 65% respecto del año anterior.

Muchos cubanos han escuchado advertencias durante años de que sus privilegios de inmigración únicos a Estados Unidos, que tratan a quien pone un pie en tierra estadounidense como refugiado político, no durarían para siempre.

Han visto cómo legisladores cubano-americanos, como el senador republicano por Florida Marco Rubio, cada vez se burlan más de los recién llegados para deportarlos por sus deficiencias dentales o su afición a la santería.

Las autoridades de EU han asegurado en repetidas ocasiones que las leyes migratorias no han cambiado. Pero la sorpresa en Cuba por el acercamiento conducido por Barack Obama, después de 18 meses de conversaciones secretas con funcionarios del gobierno de los Castro, ha reforzado el sentido de que cualquiera de los históricos pilares de Estados Unidos hacia los isleños podría caer sin previo aviso.

Más vale que se apuren

Cualquiera que esté pensando en dar el salto debe hacerlo tan pronto como sea posible , dijo El Pupi, uno de los usuarios de la web que ofrecen asesoría, en foros de chat concurridos, a cubanos que quieren llegar a Miami, con consejos y recomendaciones.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza no quiso proporcionar un desglose mensual actualizado de llegadas de cubanos a EU. Pero en los cruces fronterizos de EU con México, 6,489 migrantes cubanos llegaron durante los últimos tres meses del 2014, frente a los 4,328 en el mismo periodo del año anterior. El número de cubanos procesados en Miami aumentó de 893 a 2,135 en el mismo tiempo.

Muchos cubanos volaron directamente a Miami desde Madrid, Nassau, Bahamas, u otro lugar con pasaportes de España y otros países. Al llegar a Florida sacan sus documentos cubanos y solicitan asilo, o piden permanecer bajo la protección que ofrece la Ley de Ajuste Cubano de 1966, que ofrece la residencia permanente a los cubanos por un año después de su llegada a EU.

Cuando los diplomáticos estadounidenses viajaron a la isla la semana pasada para tener conversaciones sobre migración con sus homólogos de La Habana, fueron enfáticos en que los beneficios conferidos a los inmigrantes cubanos no fueron tema de debate. Nos reclamó el gobierno de Cuba que nuestro gobierno esté comprometido en respetar la Ley de Ajuste Cubano , dijo Alex Lee, funcionario del Departamento de Estado que atiende el tema de migración en las conversaciones, que allanó el camino para que cada país reabriera una embajada en la capital de la otra.

Los funcionarios cubanos en las conversaciones reiteraron su firme oposición a la Ley de Ajuste Cubano, bajo la cual los cubanos tienen derecho a permanecer en EU si tocan su suelo. Los interceptados en el mar son devueltos a Cuba.

La Habana acusa al fomento de migración de causar fuga de cerebros de profesionales del país, tentados a cultivar su talento en EU después de haber recibido educación gratuita en el sistema socialista de la isla.

Fidel rompe su silencio

El ex líder cubano Fidel Castro puso fin a su largo silencio sobre la decisión de su país de restablecer relaciones diplomáticas con Estados Unidos en un escrito que respalda las negociaciones, a pesar de que desconfía de la política estadounidense.

Aun cuando el gobierno cubano denuncia esta política, ha ajustado en silencio sus leyes para reflejar los cambios radicales que se han producido en los patrones de migración en el último medio siglo, con más de 1 millón de cubanos asentados en Estados Unidos. Crecientemente, con 400,000 viajes el año pasado, los cubanoamericanos visitan la isla.

Los cubanos que huyeron del sistema comunista de Fidel Castro en la década de 1960 perdieron sus propiedades y, esencialmente, no podían regresar. La Ley de Ajuste les aseguró una nueva vida en EU. Fue un regalo para el pueblo cubano , dijo el abogado de inmigración de Miami Wilfredo Allen, quien dijo que ha estado recibiendo llamadas y correos electrónicos de cubanos nerviosos que viven en Europa y América Latina que preguntan si necesitan darse prisa para llegar a EU y el estado de residencia seguro antes de cerrarse esa ventana.

La nueva generación de inmigrantes cubanos se asemeja cada vez más los migrantes por motivos económicos de otros países latinoamericanos.

Cuba ayuda en silencio

Algunos van al extranjero a trabajar por temporadas, y luego vuelven a casa a vivir con poco dinero de sus ahorros. El gobierno de Raúl Castro ha levantado la mayoría de las restricciones a esos viajes y aprobó otras medidas para dejar que los cubanos salgan y regresen sin perder sus propiedades o acceso a beneficios como atención médica gratuita.

La Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana ofrece aproximadamente 20,000 visas de inmigración a los cubanos cada año como parte de los acuerdos migratorios existentes entre ambos países. Los solicitantes se alinean cada mañana en un parque a una cuadra del enorme edificio que alberga la Oficina de Intereses, que emitió visas de no inmigrantes a 40,000 cubanos más de la cuota el año pasado.

Todo el mundo está esperando el resultado de la normalización de relaciones con Estados Unidos , dijo Aliosis Góngora, propietario de una de las muchas empresas de la Sección de Intereses que cobra honorarios para ayudar a llenar las solicitudes de visado.

Cualquiera que esté pensando en dar el salto debe hacerlo tan pronto como sea posible , El Pupi , asesor en Internet a cubanos que quieren llegar a Miami .

De 15,000 a 25,000 cubanos entran a EU cada año en los cruces fronterizos de Estados Unidos, los aeropuertos y las playas del sur de Florida. La imagen de los balseros andrajosos sigue siendo poderosa, pero muchos de los cubanos que llegan a la Unión Americana no son pobres y desesperados.

Entre los cientos de miles de cubanos que han obtenido documentos de residencia o viaje legales a otro país, algunos por matrimonio, migran a Ecuador, Panamá y Venezuela.

Al menos 65,000 cubanos han recibido pasaportes españoles bajo una ley que otorga la ciudadanía a los hijos o nietos de emigrantes ibéricos, y un adicional de 110 mil son elegibles para conseguirlos. Al igual que los ciudadanos de otros países europeos, que no necesitan visas de EU, los cubanos puedan abordar un vuelo en cualquier lugar, para llegar y presentar una petición para asilo cuando llegan a aeropuertos estadounidenses y se identifican como cubanos.

Los hábitos de viaje de los recién llegados están en el centro del debate sobre Cuba en Washington. Los defensores de la descongelación de Obama dicen que estos cubanos actuarán como agentes de cambio mediante el apoyo a empresarios cubanos y la difusión de valores democráticos. Los críticos dicen que están poniendo dinero en las arcas del gobierno de los Castro al abusar de los privilegios para refugiados políticos. Los legisladores locales en el condado de Miami-Dade instan al Congreso a revisar la Ley de Ajuste.

Yo nunca he criticado a nadie que quiera ir de nuevo a Cuba para visitar a un ser querido , dijo el legislador Rubio el año pasado. Lo que sí creo es que si vienes a este país y dices que eres parte del exilio, huyendo de la opresión, y luego viajas de regreso a Cuba 20, 30, 40 veces al año, realmente socavas tu argumento .

Ese tipo de viajes pone en riesgo el estatus que los cubanos tienen , dijo, y agregó que es compatible con una revisión de la Ley de Ajuste, sin dar más detalles.

Phil Peters, presidente del Centro de Investigación de Cuba en Alexandria, Virginia, y ex funcionario del Departamento de Estado con los presidentes Ronald Reagan y George W. Bush, sostiene que la Ley de Ajuste requiere una actualización, posiblemente requiriendo a los solicitantes cubanos que prueben persecución política, como otros migrantes deben hacer. No hay ninguna razón para que Cuba sea el pueblo elegido de la política migratoria de Estados Unidos, con la admisión automática, residencia y beneficios financieros, independientemente de la necesidad o circunstancia , dijo.

La ley también ha funcionado por décadas como una válvula de presión política, agregó. La gran ironía es que la política de inmigración de puertas abiertas hace más para debilitar el desarrollo de la oposición política en Cuba que cualquier otro factor; es un dren del país para decenas de miles de personas cada año que están buscando otras opciones , afirmó.