Los Angeles.-Un ex soldado que enfrenta una corte marcial por el asesinato de 24 civiles iraquíes en 2005 se declaró culpable el lunes del cargo de negligencia en el cumplimiento de su deber, en un acuerdo con la fiscalía, informaron funcionarios militares en un comunicado.

El sargento Frank Wuterich, comandante de un grupo de "marines" cuyos otros miembros fueron exculpados en el caso, enfrentaba nueve cargos de asesinato no premeditado y otros cargos menores por su papel en la masacre del 19 de noviembre de 2005 ocurrida en el pueblo iraquí de Haditha.

Un juez militar determinará la sentencia de Wuterich, informó un comunicado de la base militar Camp Pendleton, al sur de Los Angeles, donde el oficial de 31 años fue llevado a juicio a principios de mes.

"El sargento Frank Wuterich compareció ante el juez militar hoy (lunes) y se declaró culpable de un cargo de negligencia en el cumplimiento de su deber por su participación en la muerte de civiles iraquíes en Haditha", indicó el comunicado militar.

El martes se dará a conocer la sentencia, dijo un portavoz a AFP.

Wuterich sobrerreaccionó en las órdenes que dio a su pelotón luego de haber visto el cuerpo destrozado de un colega en un bombardeo en la carretera de Haditha en noviembre de 2005.

El "marine", sin experiencia previa de combate, envió a sus hombres a la caza de insurgentes en distintas casas del pueblo luego del bombardeo.

Al menos 19 personas murieron en distintas casas junto a cinco hombres que se detuvieron en la escena del crimen en un coche, desatando uno de los casos criminales más controvertidos en que participaron tropas estadounidenses durante los casi nueve años que duró la guerra de Irak.

Entre las víctimas se encontraban 10 mujeres y niños muertos a quemarropa.

APR