Johannesburgo.- El ex presidente sudafricano Nelson Mandela salió este miércoles del hospital en el que estaba internado desde el 8 de diciembre por una infección pulmonar, y ahora será atendido en su casa, anunció la presidencia sudafricana.

Mandela, de 94 años, fue "dado de alta del hospital esta noche" y seguirá recibiendo "atención médica especial en su casa en Houghton (Johannesburgo) hasta su recuperación total", indicó un comunicado de la presidencia.

El héroe de la lucha antiapartheid había sido ingresado en un hospital de Pretoria el 8 de diciembre debido a una infección pulmonar recurrente, luego de ser trasladado desde su residencia rural en Qunu, en el sur del país.

Una semana más tarde fue operado con éxito para retirarle cálculos biliares.

"Pedimos que se siga respetando la privacidad (de Mandela) para que pueda recuperarse totalmente en las mejores condiciones posibles", señaló la nota de la oficina del presidente Jacob Zuma.

Nelson Mandela, una de las personalidades mas respetadas del mundo, sufre problemas pulmonares y la estadía que acaba de terminar en el hospital es la más larga después de su salida de la cárcel en 1990.

Durante toda su hospitalización, la presidencia sudafricana no ofreció muchos detalles sobre la gravedad del estado de salud de Mandela ni sobre la naturaleza de su tratamiento.

Su nieto Mandla declaró el martes que se sorprendió por la duración de la hospitalización.

"Estamos tristes por su ausencia (en Navidad, ndlr)... no habíamos previsto que estaría fuera mucho tiempo", dijo.

El comunicado de la presidencia precisa que el ex dirigente será atendido en su residencia de Johannesburgo, y no en su pueblo de Qunu (sur), donde vive desde que se jubiló.

Presidente de 1994 a 1999, Mandela pasó 27 años de su vida en la cárcel, por haber luchado contra el régimen que instauraba la discriminación racial en Sudáfrica.

Tras su mandato único, participó en la lucha contra el sida.

Nelson Mandela no volvió a aparecer en público desde la final de la Copa del Mundial de fútbol en 2010 e su país.

Fue hospitalizado dos días, en enero de 2011, a causa de una infección pulmonar. La infección estaría relacionada con las secuelas de una tuberculosis adquirida durante su encarcelamiento en Robben Island, donde estuvo 18 de los 27 años de cautiverio.

El ex dirigeante pasó la navidad el lunes en el hospital, donde fue visitado por su esposa Graóa Machel y su familia. El presidente Zuma, quien estuvo durante la visita, lo encontró "mucho mejor".

"Estaba de buen ánimo", dijo el jefe de Estado en un comunicado.

Madiba, como lo apodan con cariño sus compatriotas, sigue gozando del afecto de muchos sudafricanos y recibió muchos mensajes de apoyo con motivo de la Navidad.

klm