Caracas. La crisis en Venezuela y Nicaragua se encamina a dominar la 48ª asamblea anual de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizará esta semana en su sede en Washington.

El embajador estadounidense ante la OEA, Carlos Trujillo, dijo que hay suficientes países dispuestos a abordar el deterioro institucional de Venezuela por lo que lanzará una resolución para desconocer los comicios.

El borrador de temario de la cita ya incluye en su punto 24 tratar “la situación en Venezuela”. Pero su inclusión en la agenda oficial debe ser aprobada por dos tercios de los 35 Estados miembros en una votación prevista a primera hora de hoy.

“Tenemos los 24 votos para aprobar el temario y los 18 para apoyar y pasar la resolución”, dijo el diplomático, quien declinó identificar a los países.

“Va a hablar de los temas humanitarios, de que nadie va a reconocer las elecciones como legítimas, y va a hablar sobre el tema de la suspensión” de Venezuela de la OEA, dijo.

Caso Ortega

“El caso de Nicaragua no surgió en los grupos de trabajo previos, pero se espera que los países lo evoquen dado el agravamiento de la situación”, señaló a AFP un diplomático, que pidió el anonimato.

El país centroamericano está sacudido desde el 18 de abril por una ola de protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, que dejan más de un centenar de muertos en medio de una feroz represión de la fuerza pública y grupos armados que la apoyan.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, que aboga por una salida electoral a la crisis política en Nicaragua, con comicios “tan a la brevedad como se pueda”, negó que ese país esté bajo una “dictadura”.

“Estamos muy lejos de Cuba y Venezuela”, dijo el viernes en una entrevista con La Voz de América.

Exgobernantes de Latinoamérica y España instaron el viernes a la OEA y al Grupo de Lima, el bloque de países americanos que se opone a Maduro, tomar “medidas de urgencia” ante los “graves atentados” contra la democracia y los derechos humanos.