Caracas. El presidente venezolano Nicolás Maduro afirmó que Venezuela entró en una crisis política tras las pasadas elecciones parlamentarias en que la oposición logró una aplastante victoria, y dijo que si no se sale de la difícil situación por la vía de la revolución, el país entrará en un conflicto que afectará toda la región.

O nosotros salimos de este atascadero por la vía de la revolución o Venezuela va a entrar en un gran conflicto que va a afectar a toda la región latinoamericana y caribeña. Y yo no me voy a rendir, yo voy a combatir , dijo Maduro durante una concentración con varios cientos de seguidores a las afueras del palacio de gobierno.

Estamos frente a una crisis política que puede derivar dos cosas: o deriva en una contrarrevolución fascista o deriva en una revolución renovada radical, profunda, popular, rumbo al socialismo , expresó el mandatario. No vamos a entregar la revolución, que lo sepa el mundo; en Venezuela no se va a entregar ni rendir la revolución.

Estoy dispuesto a encabezar una revolución radical socialista popular , acotó.

Tras la confirmación del martes, sobre que la oposición había alcanzado la mayoría calificada de 112 de los 167 escaños en el Congreso de Venezuela, Nicolás Maduro sorprendió al país al informar que había pedido la renuncia a todos sus ministros para emprender un proceso de reestructuración en todas las áreas del gobierno.

Sin ofrecer más detalles sobre el alcance de los cambios, Maduro indicó que decidió renovar su gobierno escuchando al pueblo . También prometió proteger la revolución socialista de Venezuela de lo que, dice, son líderes opositores malos que tomarán el control del Congreso el próximo mes.

En declaraciones desde el mausoleo del fallecido presidente Hugo Chávez, Maduro dijo que lucharía contra la agenda de los líderes de oposición que obtuvieron una victoria por abrumadora mayoría en la elección legislativa del domingo.

Maduro prometió rechazar una ley respaldada por líderes de la oposición que liberaría a activistas antigubernamentales que están presos.

La oposición ha dicho que utilizará su nuevo poder legislativo para retirar a Maduro del cargo si se niega a trabajar conjuntamente para rescatar la naufragante economía del país, e incluso algunos socialistas han pedido su renuncia luego de la derrota electoral del domingo.