Caracas. La policía de Venezuela detuvo a ejecutivos del refinador estadounidense Citgo que estaban bajo arresto domiciliario, dijeron dos familiares y un abogado de los funcionarios, horas después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se reuniera con el líder opositor Juan Guaidó.

Seis altos funcionarios de Citgo fueron arrestados en noviembre del 2017 luego de haber sido convocados a una reunión en Caracas en la petrolera estatal Pdvsa, propietaria de Citgo. Fueron acusados de malversación de fondos y lavado de dinero vinculados a conversaciones para refinanciar deuda del refinador.

Funcionarios de Washington pidieron por meses la liberación del grupo, que incluye a ciudadanos estadounidenses. En junio, un tribunal venezolano dictaminó que debían ser juzgados y en diciembre se les concedió el arresto domiciliario.

Entre los detenidos están los exvicepresidentes de Citgo José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Tomeu Vadell y Gustavo Cárdenas, y el expresidente José Pereira.

Carlos Áñez, hijastro de Toledo, dijo que funcionarios policiales llegaron a la residencia del ejecutivo el miércoles en la noche diciendo que sería trasladado a la sede del servicio de inteligencia, Sebin, para exámenes médicos.

Los uniformados “le dijeron a mi papá que se lo tenían que llevar, que se llevara un cambio de ropa, le quitaron el GPS del tobillo y se lo llevaron”, sostuvo Áñez. “Los abogados no han podido comunicarse con ellos”.