Caracas. El presidente Nicolás Maduro llamó a realizar una Asamblea Nacional Constituyente para refundar Venezuela con una nueva Constitución, en momentos en que su gobierno enfrenta protestas opositoras casi diarias en las que le exigen dejar el poder y llamar a elecciones generales.

Poco después, la oposición pidió desconocer la convocatoria y llamó a realizar nuevas protestas callejeras, que ya se han extendido por más de un mes.

Horas después de que la oposición tomara de nuevo las calles y ante miles de adeptos, Maduro dijo que su llamado era para una asamblea ciudadana, cuyos 500 integrantes serán electos por las clases obreras y movimientos sociales .

Para el presidente de la Asamblea Nacional, el diputado Julio Borges, se trata del golpe de Estado más grave de toda la historia.

Debemos seguir luchando como hasta ahora lo estamos haciendo , dijo Borges al llamar a los venezolanos a salir hoy a cerrar por dos horas las calles para proseguir las protestas contra el gobierno que ya entraron en el segundo mes. La oposición también convocó para el miércoles a una gran movilización en todo el país para intensificar las acciones de calle.

Que sepan que tiene que masacrar un pueblo o meternos presos, o destruirnos, pero este pueblo venezolano no se rinde , agregó. El dirigente opositor instó a las fuerzas armadas y al resto de los poderes públicos a pronunciarse.

Venezuela atraviesa un clima de alta tensión política y creciente espiral de violencia tras las prolongadas protestas contra el líder socialista que han dejado un saldo de 29 muertos, centenares de heridos y cerca de 1,300 detenidos. Las más recientes manifestaciones comenzaron a fines de marzo.

Maduro propuso la realización de una Asamblea Constituyente para eliminar la Constitución vigente desde 1999, formulada por su antecesor Hugo Chávez, y crear una nueva que incluya un reordenamiento del Estado, el Congreso y el Poder Judicial.

El abogado constitucionalista José Vicente Haro dijo a la AP que de elegirse los miembros de la Asamblea ciudadana sólo con los votos de los sectores obreros y demás aliados al gobierno, se vulneraría la Constitución que obliga a preservar los principios de proporcionalidad, representación proporcional de las minorías y personalización de voto .

Haro explicó que la oposición tiene pocas posibilidades de bloquear la elección de los miembros de la Asamblea ciudadana bajo las condiciones que decida Maduro.