Caracas. Opositores venezolanos bloquearon vías en Caracas y otras ciudades en rechazo a la convocatoria del presidente Nicolás Maduro a un proceso para cambiar la Constitución, que desvanece su objetivo de lograr elecciones generales y agudiza la grave crisis que sacude al país.

Acosado tras un mes de marchas que exigían su salida del poder a través de elecciones generales, Maduro dio el lunes un giro a la crisis al convocar a una Constituyente popular , cuyos 500 asambleístas no serán elegidos por sufragio universal, sino por sectores sociales y por comunidades.

Maduro, cuya gestión termina en enero del 2019, justificó su decisión al asegurar que convocó a una Constituyente de paz para frenar la embestida golpista , y acusar a la oposición de rechazar el diálogo.

Ante este el nuevo escenario, la oposición rearma su estrategia: el Parlamento, único poder que controla, discute esta tarde los alcances de la decisión y acciones para aumentar la presión internacional contra el gobierno y convocó a una mega marcha para hoy Cacerolas, bocinas y cornetas sonaron temprano en Caracas, donde grupos de personas bloquearon con basura, motos y troncos de madera algunas calles y avenidas. En La Urbina hubo un confuso tiroteo, luego de que militares dispersaron una protesta con bombas lacrimógenas.

El anuncio del presidente hace temer mayor convulsión social. Mientras que 28 personas murieron en hechos violentos vinculados a las protestas que estallaron el 1 de abril, luego de que el máximo tribunal de justicia asumiera temporalmente las funciones del Parlamento.

Estas manifestaciones ocurren en medio de una profunda crisis económica, con una severa escasez de alimentos y medicinas y la inflación más alta del mundo, además de elevados niveles de criminalidad.

Brasil y Argentina lo rechazan

Otro protagonista, según analistas, será la comunidad internacional. Argentina, Chile consideraron que el proceso para una Constituyente empeorará la crisis.

Es un golpe de Estado. Es otro quiebre democrático, una violación de la Constitución , sostuvo el ministro de Relaciones Exteriores brasileño, Aloysio Nunes, en un comunicado publicado en Facebook. Nunes agregó que el gobierno de Caracas se convirtió en una dictadura y reiteró que esta constituyente no será elegida por voto directo de los venezolanos, sino por organizaciones sociales controladas por el presidente Maduro para hacer una Constitución a su gusto . El ejecutivo argentino también fue duro. Su canciller, Susana Malcorra, advirtió que la convocatoria es casi como echar nafta al fuego , porque pareciera que todo el mundo está doblando la apuesta y no están pensando que los que se mueren en la calle son venezolanos .

Por su parte, Luis Almagro, jefe de la Organización de Estados Americanos de la que Venezuela inició su retiro , calificó la convocatoria de fraudulenta .

Cabe mencionar que la Comisión de Estados Latinoamericanos y del Caribe está reunida en El Salvador, pero la ausencia de siete países impide una declaración sobre la situación de Venezuela.

EU considera nuevas acciones

A través de su subsecretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental, Michael Fitzpatrick, el gobierno estadounidense, aseguró que la decisión de Maduro es un paso hacia atrás que podría llevar a la administración del presidente Trump a considerar nuevas sanciones contra funcionarios de ese país. Fitzpatrick deploró que Maduro busque cambiar las reglas del juego a la mitad del camino, aunque consideró que la mejor apuesta para salir de la crisis sigue siendo el diálogo.

Prohíben portar armas en seis meses

Luego de que se completara un mes de manifestaciones callejeras a favor y en contra del gobierno de Nicolás Maduro, muchas de ellas finalizadas en episodios de violencia (29 muertos y cientos de lesionados), el ministro de Interior y Justicia venezolano, Néstor Reverol, anunció la suspensión del porte de armas en todo el país como una medida para garantizar la paz .

Se suspende el porte de armas de fuego en todo el territorio nacional por 180 días para garantizar la seguridad, la paz y el orden interno , señaló Reverol en su cuenta de Twitter, sin más detalles al respecto.

Según la fiscal general, Luisa Ortega Díaz, la mayoría de las víctimas ha perdido la vida por uso de armas durante protestas.

Chavistas y opositores se han acusado mutuamente de la responsabilidad de las víctimas del último mes y el gobierno ha señalado directamente a los líderes de la oposición de promover acciones terroristas para crear el caos en el país.

La decisión de suspender el porte de armas ya ha sido aplicada antes, pero por periodos de tiempo más cortos.