Tonya Couch, madre del adolescente Ethan Couch y quien fue acusada en Texas de obstruir la justicia al obstaculizar la aprehensión de su hijo, quien al conducir ebrio mató a cuatro personas, fue dejada en libertad al depositar una fianza.

Tonya enfrentaba un delito grave de tercer grado, al sospecharse que ella ayudó a su hijo a huir del país con destino a México para evitar que éste se encontrará con un oficial de libertad condicional.

Ethan Couch fue enjuiciado hace dos años por la muerte de cuatro personas cuando conducía ebrio a los 16 años de edad por una carretera al sur de Fort Worth, Texas, su caso fue muy sonado luego de que sus abogados argumentaran que padecía de síndrome de afluencia para librarse de ir a prisión.

La afluencia es definida como un malestar psicológico que supuestamente afecta a los jóvenes ricos y cuyos síntomas incluyen la falta de motivación, y una sensación de aislamiento.

Tonya Couch dejo la cárcel del Condado de Tarrant en Fort Worth, después de que un juez redujera este lunes la fianza que se le había impuesto inicialmente de un millón de dólares a 75,000.

El juez ordenó que la mujer de 48 años de edad porte un brazalete electrónico con un monitor de GPS para supervisar su ubicación en forma constante y le exigió además reportarse ante las autoridades de manera frecuente.

Su hijo Ethan Couch fue sentenciado en 2013 a 10 años de libertad condicional por la muerte de cuatro personas cuando conducía ebrio y el mes pasado habría violado los términos que se le fijaron para permanecer en libertad por lo que decidió escapar.

Tonya Couch fue detenida junto con su hijo en el balneario mexicano de Puerto Vallarta y llego a Los Ángeles al ser extraditada a Estados Unidos el pasado 31 de diciembre.

NOTICIA: Niño rico gana amparo y evita deportación a EU

Tras una semana de permanecer en una cárcel de California, Couch accedió a ser trasladada a Texas el pasado siete de enero y permaneció en la cárcel del Condado de Tarrant bajo una fianza de un millón de dólares.

Sus abogados Stephanie K. Patten y Steve Gordon, argumentaron que la fianza era exorbitante por un delito grave de tercer grado y el juez accedió este lunes a reducirla a 75 mil dólares.

Ethan Couch permanece detenido en México donde ha interpuesto acciones legales para tratar de frenar su extradición a Estados Unidos.

NOTICIA: Arrestan en México a millonario prófugo en EU

La defensa sostuvo que Couch había sido criado por padres acaudalados y privilegiados que nunca supieron ponerle un límite, por lo que no debía ser considerado culpable de la muerte de cuatro personas cuando conducía ebrio.

El juez de una corte juvenil en Fort Worth, Texas, considero valido el argumento y lo sentencio en 2013 a 10 años de libertad condicional. La fiscalía había solicitado una sentencia de 20 años de cárcel.

rarl