París. El presidente francés, Emmanuel Macron, declaró que “es pertinente que Rusia pueda volver en algún momento al G8”, el grupo de países más ricos del planeta del cual fue excluido en el 2014 a causa de la invasión de Crimea.

“El divorcio se produjo en el momento de la invasión de Ucrania. La condición previa indispensable es que se halle una solución junto a Ucrania sobre la base de los acuerdos de Minsk”, añadió ante periodistas en el palacio presidencial de El Elíseo.

“Decir que Rusia debe volver a la mesa mañana sin condiciones es aceptar de alguna manera la debilidad del G7”, precisó Macron.

“Sería como decir que los siete países que decidieron hace cinco años apartar a Rusia consideran que no fue eficaz. Sería un error estratégico para nosotros”, añadió.

El presidente estadounidense, Donald Trump, se declaró a favor del retorno de Rusia al G8.

Los siete países del club de economías más desarrolladas de occidente se reunirán este fin de semana en Biarritz (Francia).

Macron recibió el lunes al presidente ruso, Vladimir Putin, con el que conversó dos horas.

“Tenemos que concentrarnos en resolver el conflicto ucraniano”, explicó el presidente Macron a los periodistas.

“El tema ya ha sido abordado, no hay que multiplicar las precondiciones”, añadió.