El presidente Mauricio Macri anunció el lunes el pago extra de 400 pesos (30 dólares) antes de fin de año a beneficiarios de planes sociales y de jubilaciones mínimas a modo de compensar la pérdida de poder adquisitivo de los sectores más vulnerables de la población tras la devaluación de la moneda local la última semana.

La primer medida de impacto social anunciada por Macri desde que asumió el 10 de diciembre implicará para el Estado el desembolso de 3,300 millones de pesos (248 millones de dólares) por única vez destinados a un universo de ocho millones de personas, entre familias sin empleo, mujeres embarazadas que están desocupadas y ancianos que perciben el haber mínimo jubilatorio.

NOTICIA: Jaloneos de última hora sobre traspaso de mando en Argentina

"Hemos tenido un deslizamiento de precios de la canasta básica y en línea con cuidar a los argentinos, para que la transición sea lo más ordenado posible, hemos tomado la decisión de dar un aporte de 400 pesos", dijo Macri en conferencia de prensa en Casa de Gobierno.

Macri puso fin la semana pasada a las restricciones a la compra de dólares que regían desde 2011, tras lo cual la cotización de la divisa escaló de 9.84 pesos a rozar los 15 por unidad. Este lunes el dólar retrocedió a 13.27 pesos.

NOTICIA: Primer día sin cepo deprecia más de 26% al peso argentino

De acuerdo al propio gobierno, la devaluación de la moneda se trasladó a los precios de varios productos que componen la canasta básica de alimentos. Los economistas estimaban antes de la devaluación una inflación de 25% para este año.

NOTICIA: La era de las Macrinomics llegó a Argentina

El mandatario advirtió a los empresarios que no permitirá abusos y que en caso de nuevas subas "abriremos la importación y traeremos una oferta adicional que corrija los precios".

Por la Asignación Universal por Hijo y Embarazo una familia sin empleo cobra por mes 837 pesos (63 dólares). En tanto que el haber mínimo jubilatorio se ubica en los 4,300 pesos (324 dólares).

rarl