Caracas. La oposición venezolana logró el martes una mayoría calificada de 112 legisladores, que será decisiva para ejercer el dominio de la nueva Asamblea Nacional venezolana.

El Consejo Nacional Electoral anunció por la tarde que la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) obtuvo 112 escaños contra 55 del oficialismo.

Con la suma de 112 escaños, la bancada opositora logró obtener la llamada segunda mayoría calificada, que le permitiría convocar a una Asamblea Constituyente y aprobar una reforma constitucional; designar o remover a los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia; designar a los rectores del Consejo Nacional Electoral o hacer otro tanto en la fiscalía general, el contralor general y el defensor del pueblo, entre otros.

A partir de la juramentación de los nuevos legisladores el próximo 5 de enero, el oficialismo inevitablemente quedará invalidado para aprobar leyes habilitantes que facultan al presidente para legislar mediante decreto, como hicieran Hugo Chávez y su sucesor Nicolás Maduro desde 1999.

La mayoría de las reformas hechas desde entonces para convertir al país en un estado socialista se hicieron mediante seis leyes habilitantes, que fueron la principal herramienta para redefinir las relaciones económicas, políticas y sociales de la nación.