Luiz Inacio Lula da Silva, expresidente de Brasil y actualmente en tratamiento contra un cáncer de laringe, salió del hospital sirio-libanés de Sao Paulo, donde ingresó hace una semana a raíz de una infección pulmonar.

"Seguirá tomando antibióticos hasta el 16 de marzo, pero la tendencia es que se sienta cada vez mejor", dijo uno de los médicos de Lula, Roberto Kalil Filho, citado por el portal web G1 de Globo.

Lula se someterá a un examen final de control a finales de mes, añadió.

La infección pulmonar de Lula es considerada normal en un paciente que ha hecho tres ciclos de quimioterapia y 33 sesiones de radiación, indicaron sus médicos.

Lula, primer presidente de izquierda de Brasil, estuvo en el poder de enero de 2003 a diciembre de 2010, y tenía 80% de popularidad tras sus dos mandatos.

El 12 de febrero, un escáner mostró que el tumor en la laringe de Lula había desaparecido, pero se debe confirmar esta información con una endoscopía.

El diario O Estado de Sao Paulo informó que Lula recurrió a los servicios de un médium para sanarse.

Se habría reunido al menos tres veces en Sao Paulo con el sanador Joao Texeira de Faria, más conocido como "Joao de Deus", especialista en cirugía espiritual y quien vive en Abadiania, una pequeña ciudad de Goias.

Según el diario, Lula, un exobrero y sindicalista, habría buscado obtener "la sanación de su alma" con este médium casi analfabeto, que tiene pacientes del mundo entero.