Charlotte. La gran noticia en la ciudad es que el discurso de aceptación del presidente Obama hoy en la noche se cambió del masivo estadio del equipo de futbol Panteras de Carolina, el Bank of América, al más acogedor centro Time Warner Cable debido a las preocupaciones climáticas en la zona.

Hemos monitoreado el pronóstico del tiempo y varios informes predicen tormentas eléctricas en la zona; por lo tanto, hemos decidido trasladar los eventos la Time Warner Cable Arena, para garantizar la seguridad de nuestros delegados e invitados a la Convención , manifestó Steve Kerrigan, director general de la Convención, ayer a través de un comunicado.

El meteorólogo de Charlotte, Brad Panovich, no estuvo de acuerdo e insistió que la amenaza de severas tormentas eléctricas era bastante baja. Los republicanos aprovecharon rápidamente el hecho para asegurar que la medida fue impulsada por las preocupaciones de que Obama sería incapaz de llenar el enorme estadio.

El adivinar la razón de por qué los demócratas cambiaron el discurso al interior es absolutamente imposible y, en cierto modo, fuera de lugar. Independientemente de por qué se tomó la decisión, el que Obama acepte la nominación de su partido en una arena pequeña tendrá un impacto limitado en la óptica de la noche.

La verdad del asunto es que la multitud en la arena se volverá absolutamente loca por el presidente Obama y esa reacción en un espacio tan pequeño, a comparación del estadio, dará una buena imagen a la campaña.