Las intensas lluvias que han golpeado a Colombia en el último año han dejado ya 469 muertos, 575 heridos y más de tres millones 661,000 damnificados, según un nuevo reporte entregado hoy por el gobierno.

La Dirección de Gestión del Riesgo (DGR) indicó en el balance que las inundaciones causaron además 80 desaparecidos y ocasionado daños a 491 mil viviendas en 29 de los 32 departamentos colombianos.

Según el reporte, sólo en 2011 las emergencias por los deslaves y desbordes de ríos dejan 141 muertos, 138 heridos, 18 desaparecidos y 772 mil afectados en un millar de municipios.

Pese a que las lluvias han cedido en algunas zonas de Colombia en la última semana, se mantiene la alerta roja en las cuencas del río Magdalena hasta su desembocadura en el Mar Caribe.

El Instituto de Hidrología y Estudios Ambientales (Ideam) prevé una reducción sensible de las precipitaciones a mediados de este mes por el debilitamiento en el cual entró el fenómeno climático de La Niña.

Según la DGR, aunque se ha presentado una 'disminución de las lluvias en la Región Andina, se mantiene la saturación de humedad de los suelos', con un alto riesgo de deslizamientos de tierra.

El crudo invierno, el peor en la historia de Colombia, obligó al presidente Juan Manuel Santos a declarar a fines de 2010 el Estado de Emergencia Nacional para hacer frente al desastre natural.

Las inundaciones han provocado la caída de puentes, han anegado más de un millón de hectáreas de cultivos y dejado inservibles decenas de carreteras con cuantiosas pérdidas para la economía local.

DOCH