Bogotá. Las intensas lluvias que azotan a Colombia desde mayo pasado, dejan 415 muertos, dos millones 964,000 afectados, 489 heridos y miles de hectáreas de cultivos inundados, en 29 de los 32 departamentos del país, informó la Cruz Roja.

El organismo humanitario señaló en un nuevo balance, que 93 de las víctimas fallecieron este año por inundaciones y deslaves, cifra que podría aumentar en los próximos días por la magnitud del invierno.

Colombia es golpeada desde mayo de 2010 por fuertes lluvias, que mantienen en emergencia a 1,018 de los 1,100 municipios del país andino, donde cientos de viviendas y carreteras han sido afectadas.

El director de Socorro Nacional de la Cruz Roja, Cesar Ureña, dijo que unos 24 departamentos están en alerta por deslizamientos de tierra y desborde de ríos que han inundado decenas de poblados y vías.

Aseguró que se tiene "un registro histórico" de damnificados, los cuales desde mayo pasado a la fecha ya suman dos millones 964,412, en el peor invierno de toda la historia en Colombia.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, quien en la Semana Santa ha sobrevolado varias zonas golpeadas por el invierno, dijo la víspera que se siguen haciendo esfuerzos para atender a todos los afectados.

"El esfuerzo que estamos haciendo en el gobierno, espero que les llegue a todos los damnificados. Estamos haciendo lo imposible para que así sea, para que ojalá nadie se sienta excluido", sostuvo el mandatario.

Santos envió a los colombianos un mensaje de optimismo y unión, al tiempo que advirtió sobre nuevas dificultades por la intensidad del invierno que ha inundado pueblos y dañado carreteras y cultivos.

EISS