Pekín.- Vendavales y granizadas dejaron al menos 39 muertos y cientos de heridos, además de la destrucción de cientos de viviendas, en el suroeste de China en las primeras horas del jueves, informaron medios estatales.

Tormentas de granizo y vientos feroces azotaron a los condados de Dianjiang y Liangping, cercanos a la ciudad sudoccidental china de Chongqing, donde fallecieron 29 personas y colapsaron 980 edificios residenciales, informó la agencia estatal de noticias Xinhua.

Un residente fue reportado como desaparecido, según la noticia.

En la provincia de Hunan, cerca de Chongqing, 4 personas murieron y una estaba desaparecida después de que los vientos y lluvias torrenciales golpearan al condado de Xinhua desde la noche del miércoles, precisó la agencia de noticias.

En la provincia de Guizhou las lluvias generaron aludes que causaron la muerte de seis personas. Otras tres permanecían desaparecidas.

Buena parte de la infraestructura y los cultivos quedaron dañados, con un costo calculado inicialmente en más de 120 millones de yuanes (17.6 millones dólares) sólo en Dianjiang, dijo Xinhua.

En las zonas afectadas cerca de Chongqing, más de 70,000 personas fueron evacuadas temporalmente, señaló el Ministerio de Asuntos Civiles.

La velocidad máxima de los vientos alcanzó los 108 kilómetros por hora, precisó el reporte.