Este sábado llegaron a Turquía los primeros misiles Patriot tierra-aire enviados por países de la OTAN para proteger al vecino de Siria de eventuales amenazas.

" El despliegue empezó pronto esta mañana en Incirlik," la base aérea turca de la OTAN, anunció el sábado a la AFP Peter Woodmansee, jefe de las operaciones de despliegue de misiles de combate del ejército estadounidense en Europa.

"Varios aparatos aterrizaron esta mañana temprano al mismo tiempo que un primer destacamento de la defensa aérea (3-2 Air Defense Artiller - ADA), la unidad Patriot", precisó.

El viernes, llegaron a la base de Incierkik militares y equipos estadounidenses para preparar el despliegue de las baterías de misiles Patriot de la OTAN que Ankara solicitó.

Unos 400 soldados estadounidenses y equipos adicionales llegarán por avión en los próximos días y habrá que esperar a finales de enero para recibir más personal y material que llega por vía marítima, precisó el viernes el comando de ejército estadounidense con base en Alemania.

Alemania, Holanda y Estados Unidos participan en esta misión que tiene fines "meramente defensivos", destinado a proteger al país miembro de la OTAN de eventuales amenazas sirias.

En Damasco, un obús cayó en un barrio cristiano del casco antiguo, "sobre Bab Tuma", indicó, sin precisar el origen del tiro, la ONG que, con sede en Gran Bretaña, se basa en una amplia red de militantes y médicos en todo el país.

Por primera vez a finales de octubre un atentado con coche bomba sacudió esta zona, que hasta el momento se había mantenido al margen de los combates, causando 13 muertos, según una fuente oficial.

Por la mañana, una bomba colocada en un coche explotó en Ruknedin, un barrio del norte de Damasco, añadió el OSDH, sin causar víctimas.

También en la capital, se escucharon durante la noche los disparos cerca del aeropuerto militar de Maze, en la periferia suroeste de Damasco, donde el ejército avanzó el viernes.

En esta zona, por la noche las tropas bombardearon Daraya, una localidad que el ejército regular trata de tomar desde hace varias semanas, informó la ONG.

Si bien el diario Al-Watan, cercano al poder, afirmaba en su edición del viernes que la periferia sur de Damasco ya estaba "asegurada", violentos combates tuvieron lugar por la noche en esta zona, dejando cuatro muertos entre los rebeldes.

En el norte se registraron enfrentamientos esporádicos en las inmediaciones de la brigada 80 a cargo de la protección del aeropuerto de Alepo, cerrado a principios de la semana debido a la multiplicación de los ataques rebeldes.

Se trata del primer aeropuerto internacional cerrado en Siria desde que comenzó en marzo de 2011 la revuelta contra el régimen de Bashar al Asad.

Según una fuente aeroportuaria, el ejército casi desalojó a todos los rebeldes de los alerededores del aeropuerto. Otro responsable del aeropuerto había afirmado a la AFP que el tráfico aéreo se reanudaría el sábado pero el OSDH informó que ningún avión despegó.

En el este del país, rebeldes, en su mayoría yihadistas, atacaron un edificio militar en Deir Ezor, según el OSDH, que precisó que los violentos combates que se produjeron a continuación causaron la muerte y heridas a soldados de las tropas regulares, mientras que los rebeldes hicieron varios prisioneros.

En la provincia de Deraa (sur), donde se produjeron violentos combates, 16 civiles, entre los que había mujeres, niños y dos rebeldes, resultaron heridos en los bombardeos, según el OSDH.

Según un balance provisorio del OSDH 50 personas murieron el sábado.

mac