El líder del partido británico de derecha populista UKIP, Henry Bolton, perdió un voto de confianza de su comité ejecutivo el domingo, a raíz del escándalo provocado por los comentarios ofensivos enviados por su exnovia sobre la futura esposa del príncipe Enrique.

La decisión de la ejecutiva nacional del UKIP, la formación que impulsó el referéndum sobre el Brexit en 2016, implica que Bolt deberá enfrentarse a otro voto de censura por parte de todos los miembros del partido.

"El comité tomo la decisión de celebrar un voto de censura sobre el liderazgo de Henry Bolton", informó el órgano directivo en un comunicado.

El partido precisó que la votación tendrá lugar en un plazo de 28 días "a menos que Henry Bolton dimita mientras tanto".

Bolton, un exoficial del ejército, insistió antes de la reunión que no renunciaría al cargo y aseguró que obligarle a dejarlo significaría "que el partido está probablemente acabado".

El líder populista ha sido blanco de un alud de llamados a dimitir desde que un diario británico reveló que su ahora exnovia Jo Marney había hecho comentarios racistas sobre la prometida del príncipe Enrique, Meghan Markle, y las personas negras.

Bolton afirmó que su relación sentimental con Marney, una modelo de 25 años, se ha terminado, pese a que aparecieron fotografías de los dos juntos la semana pasada.

Bolton obtuvo el liderazgo del partido pro Brexit en octubre y es el tercer líder de la formación desde que el conocido político Nigel Farage dejó el cargo en noviembre de 2016.