La justicia neoyorquina levantó el viernes el arresto domiciliario a Dominique Strauss-Kahn, al tiempo que indicó que el proceso por delitos sexuales contra él no ha sido cerrado.

Dominique Strauss-Kahn fue liberado bajo palabra, según decidió el juez Michael Obus, quien precisó sin embargo que el caso "no está cerrado".

Además, la fianza de 6 millones de dólares fue devuelta al acusado, pero su pasaporte continuará retenido por la justicia estadounidense y una audiencia está prevista para el 18 de julio.

Strauss-Kahn perdió su puesto de dirigente del Fondo Monetario Internacional (FMI) tras la acusación, lo que también afectó su intención de ser candidato a las elecciones presidenciales en Francia en 2012.

Su liberación tuvo el efecto de un "relámpago", según dijo el ex primer ministro francés Lionel Jospin.

RDS