Bogotá.- El presidente colombiano Juan Manuel Santos aseguró hoy que las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) se oponen a la Ley de Restitución de Tierras porque, gracias a ella, 'les quitamos el discurso'.

'Esa ley la vamos a ejecutar de forma exitosa. Tenemos enemigos de lado y lado. La izquierda radical, las FARC, enemigos de la ley, porque les quitamos el discurso', sostuvo Santos en la jornada semanal de Acuerdos para la Prosperidad en la ciudad de Cartagena.

Dijo que el discurso de las FARC es que la 'tierra es para los campesinos. Pues sí, la tierra se la estamos entregando a los campesinos, y sobre todo a los campesinos que fueron desplazados'.

'Esta es una revolución agraria, pero no una revolución a punta de fusil sino con la Constitución y las leyes. Y no es una revolución de lucha de clases', apuntó Santos.

La Ley de Restitución de Tierras busca devolverle sus propiedades a miles de campesinos que fueron desalojados por los grupos guerrilleros colombianos.

Insistió en que esta iniciativa de su gobierno no es contra los ricos ni contra los pobres, 'son los legales contra los ilegales, y es una revolución que va a respetar a todo aquel que tenga su propiedad legalmente'.

Santos indicó que otro enemigo del proceso de restitución de tierras es la extrema derecha, es decir los paramilitares, quienes 'se hicieron de muchísima tierra a punta de violencia y a punta de desplazamiento'.

'O sea, esos dos extremos (las FARC y los paramilitares), están paradójicamente unidos contra de la ley', aseveró el mandatario colombiano.

Manifestó que para contrarrestar a estos enemigos son importantes eventos como el realizado la víspera en Barranquilla, donde líderes campesinos se concentraron, junto con el gobierno y el Estado, para expresar su apoyo a la Ley de Víctimas y de Restitución de Tierras.