Existe una amenaza de convertir a Venezuela en una base de provocación militarista, comenta el ex alcalde Metropolitano de Caracas Antonio Ledezma, en relación a los intereses que tienen Irán, Rusia y China en el país.

Entrevistado vía telefónica desde Madrid, ciudad a la que llegó exiliado después de haber sido perseguido y encarcelado por el régimen de Nicolás Maduro, Ledezma comenta a El Economista sobre la existencia de 11 sistemas de defensa antiaérea rusos en Venezuela. “Tres de ellos están en Zulia, un estado petrolero donde operan el cartel de Sinaloa y una mezcla letal de mafias, grupos delincuenciales y terroristas, y otros dos están en la región del aeropuerto de Maiquetía”.

En febrero del 2015 Antonio Ledezma fue llevado a prisión acusado de conspirar contra el régimen de Maduro a través del plan llamado “La Salida”. En agosto del 2017 cuando se encontraba bajo régimen de detención domiciliaria, escapó hacia Colombia.

Sobre la injerencia del extranjero en Venezuela “no es nuevo, en el año 2000 comenzamos a denunciar que Cuba estaba metida en los cuarteles venezolanos, pero nos llamaron irresponsables. Que estábamos delirando, que Venezuela jamás iba a ser como Cuba”, comenta.

“Ahora hay pruebas de que los cubanos se encargaron de la seguridad de (Hugo) Chávez, y ahora de Maduro. Son los que garantizan el protectorado cubano en Venezuela”.

Antonio Ledezma comenta que Rusia primero se acercó a Venezuela en época de Chávez a través de la venta de equipo militar. Posteriormente “trasladó a militares con el pretexto de entrenar a los que iban a operar los fusiles, los tanques de guerra, helicópteros y aviones.

“Hay denuncias del general Antonio Rivero, general que fue perseguido y tuvo que huir a EU. Él presentó pruebas sobre la presencia de militares rusos en el estado Bolívar.

Guaidó y el caso Silvercorp

En mayo, el régimen de Maduro desarticuló un operativo que nació el año pasado en la sala de juntas de una empresa de seguridad establecida en Miami, Silvercorp. En ese sitio Jordan Goudreau, director de la empresa, y Juan José Rendón, conocido en el ambiente publicitario como JJ Rendón, quien en ese momento se desempeñaba como asesor de Juan Guaidó, firmaron un contrato cuyo objetivo era deponer a Nicolás Maduro. Guaidó decidió no continuar con el contrato a finales del año pasado pero de manera misteriosa Goudreau ordenó que se escenificara una invasión a tierras venezolanas las primeras horas del primero de mayo. Sin lugar a dudas, Guaidó quedó debilitado tras este caso. Preguntado por la división que existe entre la oposición, Antono Ledezma comenta: “Genera confusión. La oposición debe de estar unida en los temas que defienden en común. Todos hemos estado acompasados alrededor de la estrategia de Guaidó. Comenzaron los desencuentros cuando se alteró esa estrategia. Fue a través de un diálogo en Barbados (julio 2019)”.

Incrédulo de los mecanismos de diálogo entre la oposición y Maduro, Ledezma los describe como actos que aprovecha el régimen “para ganar tiempo; han habido 12 procesos de diálogo y todos los ha debilitado Maduro”.

A partir de esta premisa, Ledezma asegura que deben de articularse “operaciones quirúrgicas” para terminar con el régimen “usurpador de Maduro”.

“En Venezuela se agotó la dimensión jurídica, como son las decisiones diplomáticas, las resoluciones, los comunicados, que han dictado la ONU, la OEA y la UE. Se ha agotado la dimensión coercitiva a través de las sanciones, queda la tercera dimensión, que es el uso de la fuerza. Es una fuerza global con un componente militar que haga posible la aplicación de medidas de operaciones quirúrgicas especializadas para doblegar a las mafias que tienen secuestrado el poder en Venezuela”.

Marcelo Ebrard y su “vocación democrática”

Tras llegar a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador ordenó que México abandonara el Grupo de Lima, conformado por países que desconocían la presidencia de Maduro.

Ledezma indica que con la visita de AMLO a la Casa Blanca el escenario es diferente al de hace un año. “La última puesta en escena, (AMLO) visitando a Trump es un giro importante. Yo tengo al canciller de México (Marcelo Ebrard) como un hombre de una profunda vocación democrática”.

Antonio Ledezma resalta también algunos gestos que ha tenido el presidente argentino Alberto Fernández.

Resalta que no se trata de criticar alianzas ideológicas entre partidos de izquierda. El problema es otro: “Si México defendiera al régimen de Maduro, no estaría haciendo una defensa ideológica estaría haciendo una defensa de esa pandemia representada por el régimen usurpador”.

Borrell y la postura de la Unión Europea

El Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea ha apostado por mantener de pie el puente de negociación entre la oposición y Maduro. “En Europa hay un proverbial distanciamiento de lo que haga Estados Unidos; si Estados Unidos dice A, aquí dicen B” comenta Ledezma. “Aquí han apostado al diálogo. El señor Borrell conoce muy bien el caso de Venezuela.

[email protected]