Catelldefels.- Doce jóvenes, en su mayoría latinoamericanos, murieron al ser arrollados la noche del miércoles por un tren de alta velocidad en Castelledefels, un balneario del noreste español, cuando cruzaban indebidamente las vías para asistir a una "verbena" playera de San Juan.

" Hay ocho ecuatorianos 'desaparecidos' entre las víctimas" de la tragedia de la noche de San Juan, dijo a AFP el cónsul de Ecuador, Fredy Arellana.

"En tres segundos, todo se llenó de cadáveres", relató el boliviano Marcelo Cardona, un testigo de la trágica noche que estaba en el andén con su familia cuando sucedió el accidente.

La "imprudencia", pero también el hecho que estuviera colapsado el único acceso para cruzar las vías por debajo pueden ser las causantes del "más grave accidente ferroviario desde 2003", según el presidente de los catalanes, José Montilla, que decretó duelo oficial en Cataluña.

"La prudencia es algo que siempre debe aplicar una persona", dijo Montilla.

Los cuerpos destrozados por el impacto fueron transportados al Instituto Médico Legal de Barcelona, donde se dirigieron por la tarde amigos y representantes de unas 60 familias que --asistidos por psicólogos-- buscan a sus seres queridos.

Yolanda Flores, ecuatoriana, es madre de dos chicos que estuvieron en el accidente y que se salvaron "milagrosamente", confió. " Por un lado estoy contenta porque se salvaron mis dos hijos milagrosamente, pero por otro estoy triste pensando en mi hijo que espera noticias de Dani, su mejor amigo, allí dentro", dijo a la AFP.

"Estoy acompañando a uno de mis hijos, que está buscando desesperadamente a su gran amigo, Daniel, de 35 años", relató entre sollozos.

"Mi otro hijo fue ya dado de alta tras resultar herido en un pie. Iban a celebrar San Juan y mire en lo que terminó", añadió. Yolanda Flores dijo que la madre de Dani " lo está buscando por los hospitales porque no cree que esté aquí", dijo refiriéndose al edificio donde se practican las autopsias.

La identificación de los cuerpos es muy difícil y "será muy larga", dijo el conseller (ministro) del Interior regional, Joan Saura, y probablemente dure al menos hasta el viernes, dijo una responsable regional.

" Las personas que trabajaron en la recuperación de los cadáveres dijeron que nunca habían visto algo igual", declaró la consellera de Justicia, Montserrat Tura.

Exculpan a conductor

La compañía ferroviaria Renfe dijo en un comunicado que el tren circulaba a una velocidad autorizada (139 km/h en lugar de 150), que "emitió las señales acústicas reglamentarias al entrar en la estación" y que el maquinista tuvo un resultado negativo de alcoholemia.

Tres causas serán abiertas para determinar las circunstancias exactas de la tragedia: una judicial y otras dos por Renfe yje de condolencias a los familiares de las víctimas y el rey Juan Carlos y su consorte, Sofía, anularon una recepción y oraron por las víctimas.

Las víctimas, mayoritariamente latinoamericanos, iban en pequeños grupos de amigos a celebrar la noche más corta del año con petardos, bebidas, cánticos y bailes a las playas predilectas de los latinoamericanos que residen en Barcelona y sus alrededores.

Castelldefels, una ciudad costera de casi 65,000 habitantes, siempre fue uno de los destinos predilectos de latinoamericanos, por su ambiente pero también por sus playas que a los uruguayos les recuerdan a La Paloma, a los brasileños Ipanema, a los dominicanos Boca Chica y a los argentinos La Bristol de Mar del Plata.

apr