Después de 11 días, Donald Trump rompió su silencio sobre su acusación de espionaje al expresidente Barack Obama. Y lo hizo al más puro estilo Trump: redoblando su ataque, pero sin ofrecer pruebas que lo respalden.

‘Espionaje telefónico’ cubre muchas cosas diferentes , expresó el presidente estadounidense en un extracto de una entrevista a la cadena Fox News, que se emitirá este miércoles por la noche.

Creo que encontrarás algunos asuntos muy interesantes apareciendo en las próximas dos semanas , agregó.

El 4 de marzo escribió en Twitter: Qué bajo cayó el presidente Obama al grabar mis teléfonos durante el sagrado proceso electoral. Esto es Nixon/Watergate .

Sin embargo, son muchos funcionarios los que han contradicho al presidente Donald Trump sobre el supuesto espionaje que el expresidente Obama realizó a la Torre Trump.

1. Devin Nunes

El presidente republicano del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes ha sido uno de los pocos defensores de las reivindicaciones de Trump; sin embargo, el pasado martes dejó claro que hay cero evidencia de que la Torre Trump haya sido blanco de una estrategia de espionaje. No creo que haya existido una acción en contra de la torre del triunfo , dijo Nunes. Añadió que, haciendo una lectura literal de los tuits de Trump, claramente, el presidente se equivocó .

2. James Clapper

El exdirector de Inteligencia Nacional dejó claro en una entrevista con Chuck Todd, de la NBC, que no ocurrió alguna intervención telefónica. No hubo tal actividad de espionaje telefónico en contra del entonces presidente electo, ni cuando fue candidato, o en contra de su campaña , mencionó Clapper.

3. Barack Obama

El vocero del expresidente Barack Obama dio a conocer un comunicado unas horas después de que Trump tuiteara sobre el espionaje de Obama: Una regla de la administración de Obama fue que ningún funcionario de la Casa Blanca interfirió jamás con ninguna investigación independiente dirigida por el Departamento de Justicia. Como parte de esa práctica, ni el presidente Obama ni ningún funcionario de la Casa Blanca ordenaron la vigilancia de ningún ciudadano de Estados Unidos .

4. James Comey

El director del FBI acudirá al Congreso para hablar sobre el tema. Comey está tan indignado por la acusación de Trump que pidió al Departamento de Justicia que refute los señalamientos de Trump aunque no lo logró. El New York Times escribió:

La solicitud del señor Comey es una notable amenaza al presidente Trump porque cuestiona su veracidad. Haber acusado al expresidente Obama desde la Presidencia es un asunto grave , sentenció el número uno del FBI.