Washington. Guardias del Servicio Secreto dispararon e hirieron a una persona aparentemente armada fuera de la Casa Blanca, informó el presidente estadounidense, Donald Trump, poco después de ser evacuado brevemente durante una conferencia de prensa.

“Los agentes del orden le dispararon a alguien, parece ser el sospechoso. Y el sospechoso está de camino al hospital”, dijo el mandatario.

Más tarde, el servicio secreto escribió en un tuit que “un sujeto masculino” había sido llevado al hospital junto con un efectivo después de “un tiroteo que involucró a un oficial” en la avenida Pensilvania y la calle 17, a una cuadra de la Casa Blanca.

El presidente estaba dando su rueda de prensa habitual cuando se le acercó un miembro del Servicio Secreto a cargo de su seguridad.

“¿Discúlpeme?”, le dijo Trump, antes de que el agente le susurrara algo al oído y ambos salieran tranquilamente de la habitación.

“Los agentes del orden le dispararon a alguien, parece ser el sospechoso. Y el sospechoso está de camino al hospital”, señaló Trump al regresar minutos después a la conferencia de prensa.

Trump dijo que no sabía nada sobre la identidad o los motivos de la persona baleada, pero cuando se le preguntó si la persona estaba armada, respondió: “Por lo que tengo entendido, la respuesta es sí”.

“Puede que no haya tenido nada que ver conmigo”, agregó Trump, y recalcó que el incidente tuvo lugar “en el exterior” del perímetro de la Casa Blanca.

Cuando se le preguntó si estaba perturbado por el incidente, respondió: “El mundo siempre ha sido un lugar peligroso. No es algo que sea único”.