La Organización de Naciones Unidas aseguró que tiene en su poder las 7,132 armas individuales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo que prácticamente completa todo el arsenal registrado por la guerrilla tras la firma de un acuerdo de paz.

Los rebeldes mantendrán algunas pistolas y fusiles para mantener la seguridad en sus zonas de desarme hasta el próximo 1 de agosto, cuando iniciará su transición hacia una formación política, informó la ONU en un comunicado.

El organismo internacional, que verifica el proceso, ya ha extraído y destruido armamento, municiones, explosivos y armamento inestable de 77 depósitos camuflados en la selva.

En tres fases a lo largo del mes de junio, Naciones Unidas ha ido almacenando las pistolas y fusiles de los guerrilleros concentrados en 26 zonas de todo el país, aunque el armamento pesado se encuentra almacenado en zonas remotas a las que los supervisores accederán paulatinamente.

El gobierno colombiano, la ONU y las FARC tienen previsto un acto simbólico de dejación de armas en el área de Mesetas, en el departamento del Meta, centro de Colombia, casi un mes después de la fecha límite acordada entre el gobierno y la guerrilla en un pacto firmado a finales del año pasado para acabar con más de medio siglo de enfrentamiento armado.