Madrid. La candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, fue proclamada como nueva presidenta de la Comunidad de Madrid, con un total de 68 votos a favor de los populares, Ciudadanos y Vox, frente a 64 votos en contra de PSOE, Más Madrid y Podemos.

Así, cumpliéndose 80 días desde las pasadas elecciones, tras dos meses de negociaciones, Ayuso recibió  la confianza de la Cámara regional para ser la dirigente madrileña durante los próximos cuatro años.

Guiños a sus socios

A lo largo del día, la ya presidenta de la Comunidad de Madrid dedicó más de un guiño a sus socios de investidura, a los que agasajó poniendo en valor sus negociaciones e, incluso, saliendo en defensa del líder nacional del ultraderechista Vox, Santiago Abascal, justificando su paso por la Fundación para el Mecenazgo y el Patrocinio Social, dependiente del gobierno regional en la etapa de Esperanza Aguirre.

“¿Por qué Abascal ha estado trabajando en la Comunidad de Madrid? A lo mejor porque él y su familia han estado bajo el acoso totalitario de la ETA”, dijo Ayuso. También destacó desde la tribuna que “el acuerdo de Vox hay que asumirlo en su totalidad” porque su apoyo “no es un cheque en blanco”.

“Es un reto apasionante tener el privilegio y honor de presidir el primer gobierno en coalición de la Comunidad de Madrid con carteras de y propuestas cruzadas, de forma que propuestas de Vox las llevarán a cabo carteras de Ciudadanos”, dijo Ayuso en su respuesta al vocero de Ciudadanos, Ignacio Aguado.

Con la vocera de Vox, Rocío Monasterio, la presidenta fue más laxa y puso de relieve sus buenas relaciones. “Usted y yo estamos más unidas de lo que ellos (la izquierda) quisieran; que seamos distintos, con puntos de encuentro, pero diferentes”.

Asimismo, la popular ha defendido sus compromisos con el colectivo LGTB y ha expuesto que “la orientación o identidad sexual de una persona no puede ser nunca estigmatizada”, aunque, no obstante, sí matizó  que las charlas y talleres que se realicen en esta materia en los colegios de la Comunidad de Madrid serán optativos y se informará a los padres previamente, de forma que puedan evitar su asistencia cuando se aborden estas cuestiones.

La izquierda cuestionó a Ayuso sobre presuntos casos de corrupción de ella y su familia.