A poco menos de un año de haber sido ratificado por el Senado mexicano como embajador en Washington, Gerónimo Gutiérrez considera que el diálogo actual entre México con Estados Unidos es más fluido y más respetuoso.

De visita en México para participar en la XXIX Reunión de Embajadores y Cónsules (REC), el embajador sostuvo una entrevista con El Economista en la que habla sobre la situación actual de los dreamers cuyo futuro se encuentra en vilo después de que Trump decidiera cancelar el programa Acción Diferida para los llegados en la infancia (DACA, por sus sigla en inglés). El presidente estadounidense depositó en los legisladores la posibilidad de sacar a los dreamers del limbo, siempre y cuando aprueben presupuesto para la construcción del muro.

Compleja, situación la que vienen los dreamers.

Ayer y antier hubo conversaciones entre legisladores y la administración (de Trump) para encontrar una solución legislativa ya sea como parte de la aprobación de la resolución del presupuesto que ocurrirá el 24 de enero, o a través de otro vehículo legislativo antes del 6 de marzo.

¿Trump utiliza a los dreamers como instrumento para construir el muro?

La construcción del muro fronterizo no es un tema de la relación bilateral; sin embargo, diría que en el contexto del debate político de Estados Unidos sobre migración, presupuesto y seguridad fronteriza, sí hay actores políticos al interior de los partidos que buscan encontrar un balance entre seguridad fronteriza y soluciones en el ámbito migratorio. Eso es parte del debate que estamos viendo y que continuaremos viendo, y eso no es nuevo, ha ocurrido a lo largo de los últimos 15 años. Repito, el muro no forma parte de nuestra relación bilateral ni de nuestros diálogos, la posición de México ya ha sido oportunamente expresada por el señor presidente y el señor secretario.

¿Los dreamers mexicanos querrían regresar a México?

Como se sabe, 79% de los beneficiarios del programa DACA son mexicanos que en buena medida son y aspiran a ser estadounidenses por decisión (propia). El gobierno mexicano tiene una responsabilidad y la obligación, tanto legal como moral, de ayudarlos en lo que es conducente.

Muchos de ellos han tenido vidas y carreras exitosas, y hoy son profesionistas. México se beneficiaría enormemente de contar con ese talento pero la realidad es que ellos quieren permanecer (en Estados Unidos) porque es el país donde crecieron.

Relación México - EU

¿Como definiría la relación actual entre México y Estados Unidos?

Uno, la relación continúa en un momento definitorio. Dos, a lo largo de este año se ha podido construir un diálogo más fluido y más respetuoso entre ambos gobiernos y eso es útil. Tres, tenemos diferencias importantes que son públicas y conocidas, y las estamos procesando y diría que ambas partes están haciendo lo posible para llegar a acuerdos. Y cuatro, para México existen límites muy claros, el trabajo serio de negociación no exime en el hecho de que tenemos límites.

¿Cuáles son los principales elementos de la agenda de la Embajada durante el 2018?

La Embajada va a estar concentrada en cuatro o cinco ejes: el primero, por supuesto, es continuar en coordinación con la Subsecretaría y con la red consular para sumar esfuerzos de protección consular que fue la prioridad marcada por el señor presidente. Lo primero es asegurar que podamos brindar la mejor protección consular posible a los connacionales.

En el segundo eje, va a haber un trabajo de contacto, un trabajo de diplomacia pública y de contacto con actores políticos muy activo como lo tuvimos este año a través de las asociaciones de gobernadores, las asociaciones de alcaldes de Estados Unidos, el Congreso, los empresarios y universidades.

El tercer eje es un esfuerzo de diplomacia cultural que el año pasado aprovechamos muy bien. México tiene enormes activos culturales que puede mostrar y que den un mejor reflejo de lo que es nuestro país. Tenemos un programa de actividades culturales a través del Instituto Cultural Mexicano en Washington alrededor de 40 eventos para este año.

El cuarto eje, continuar con las gestiones de negociación en los temas que competan a la Embajada en materia comercial, migración, etcétera, y finalmente, continuar con el diálogo estratégico en materia de seguridad o en materia de combate al crimen organizado internacional, esas son las principales cosas en las que estaremos trabajando.

Entre el 2006 y el 2009, Gerónimo Gutiérrez se desempeñó como subsecretario para América Latina y el Caribe en la Secretaría de Relaciones Exteriores, por lo que las REC las conoce muy bien. Como también no le son ajenos los roces entre naciones. Fue responsable de normalizar la relación México-Cuba, tras un periodo de tensas relaciones. Entre ellas destacan la firma de acuerdos sobre migración y cooperación económica.

Ayer, Donald Trump propuso alcanzar un acuerdo sobre políticas migratorias en dos fases: atendiendo primero a los inmigrantes jóvenes y la seguridad fronteriza, y después realizando cambios integrales que el Congreso ha eludido desde hace mucho tiempo.