La compañía pública serbia Telekom adquirió los derechos de difusión de la Premier League por cerca de diez veces la cuantía pagada por el anterior poseedor de los derechos, alimentando así las sospechas sobre la influencia en los medios del presidente Aleksandar Vucic.

Anunciado a comienzos de semana por la agencia Beta, el acuerdo habría costado 600 millones de euros (707 millones de dólares) según la prensa local, por seis temporadas a partir de 2022. Este viernes las autoridades no confirmaron ni desmintieron dichas sumas.

Desde hace años, asociaciones de defensa de derechos denuncian la influencia creciente del presidente serbio Aleksandar Vucic sobre los medios y las instituciones democráticas del país balcánico.

Este acuerdo es visto por sus detractores como un intento de limitar la influencia de los pocos medios independientes.

La Premier League no realizó comentarios al respecto.

Los derechos de difusión del campeonato inglés estaban en manos desde hace unos años de Sportklub, una cadena de United Group (UG), empresa privada con medios críticos con el presidente Vucic.

Nemanja Simeunovic, director de Sportklub, declaró a la prensa serbia que su empresa pagaba 12 millones de euros anuales a la Premier League.