La salida de Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán detona incertidumbre en el corto plazo. ¿Qué pasará? Te presentamos esta entrevista con Mohammad Taghi Hosseini, embajador de Irán en México.

—¿A qué atribuye la advertencia del presidente iraní Rouhani de que el retiro de EU del acuerdo nuclear será un error histórico?

—Indudablemente después de varios años de negociación, Irán cumplió con la Organización Internacional de Energía Atómica (OIEA). Trump, al abandonar el acuerdo, cuyas causas desconocemos, representa una flagrante violación al Derecho Internacional y a las resoluciones del Consejo de Seguridad. Ahora no es claro cómo otras naciones confiarán en Estados Unidos si con un solo cambio de mandatario elude su responsabilidad mundial.

—¿Cuáles son los escenarios para el presidente Rouhani que le permitan asegurar la defensa de Irán?

—Después de 12 años de negociaciones del acuerdo nuclear (Joint Comprehensive Plan of Action, JCPOA) y la conocida decisión de Trump, nuestro ministro de Exteriores Mohamad Javad Zarif visitó la Unión Europea, China y Rusia. En el primer caso se reunió con Federica Mogherini y con los similares de Gran Bretaña, Francia y Alemania. Ahora todo depende de las demás partes incluida la Unión Europea, que mantendrán el acuerdo dentro de las negociaciones multilaterales.

—Sin Estados Unidos, ¿qué curso seguirán las negociaciones del acuerdo?

—Estados Unidos deja una situación peligrosa pero existe la posibilidad de negociar con las demás partes para salvar el acuerdo y al final ello sucederá, de lo contrario prevalecería la incertidumbre.

—Como parte del acuerdo que negoció Barack Obama junto a China, Rusia y UE, ¿Irán debió reducir su reserva de uranio por el levantamiento de las sanciones internacionales?

—Definitivamente instrumentamos el acuerdo para su conversión conforme a lo dispuesto por la OIEA y continuamos las negociaciones con la Unión Europea, Rusia y China, pero bajo la convicción de proteger los intereses de Irán y nuestra seguridad. Irán cumple con buena disposición cada uno de sus compromisos.

—¿Cuáles serán las repercusiones del traslado de la Embajada estadounidense a Jerusalén?

—Fue una acción de provocación trasladar a Jerusalén la capital de Israel que dejó como resultado la agresión contra miles de palestinos e incluso la muerte de jóvenes, adultos, mujeres que convirtieron el escenario en un baño de sangre. Al mismo tiempo, Estados Unidos perdió su condición de interlocutor confiable para la región.

—¿Qué respondería a las aseveraciones de Benjamin Netanyahu, quien afirmó que el JCPOA se basó en mentiras y en un informe ficticio que Irán proporcionó a la OIEA?

—Definitivamente fueron corroboradas las presiones ejercidas por Netanyahu hacia Trump, y con ello, insisto en que la política exterior de Estados Unidos no se delinea en Washington sino en Tel Aviv. Los argumentos de Netanyahu son mentiras para abordar los temas cruciales en Medio Oriente, sin olvidar los informes entregados por Irán a la Organización Internacional de Energía Atómica.