Caracas. Naciones Unidas pedirá una investigación imparcial sobre la muerte de un concejal opositor encarcelado por su presunta responsabilidad en un ataque contra el presidente Nicolás Maduro que, según las autoridades, se suicidó al saltar desde el décimo piso de la sede de la policía política.

Ravina Shamdasani, de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, dijo el martes que los funcionarios venezolanos estaban obligados a garantizar la seguridad de Fernando Albán mientras estaba bajo su custodia.

“Pedimos una investigación transparente para aclarar las circunstancias”, agregó.

Shamdasani dijo que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU le ordenó al alto comisionado realizar un informe sobre Venezuela, pero no está claro si la muerte de Albán formará parte de ese trabajo.

Albán, de 56 años, fue detenido el viernes en el aeropuerto internacional de Caracas tras arribar procedente de Nueva York, según su abogado. Estaba en Estados Unidos acompañando a otros miembros de su partido Primero Justicia en reuniones con dignatarios extranjeros que asistieron a la Asamblea General de la ONU. Albán fue arrestado por su presunta relación con el atentado con drones que sufrió Maduro en un desfile militar en agosto.

El abogado Joel García, defensor de Albán, dijo el martes a The Associated Press que “nadie estuvo presente en la autopsia” y que se espera que en las próximas horas las autoridades entreguen el certificado de defunción con la información sobre la causa de la muerte. Agregó que luego de las exequias y de que se tengan las actas se solicitarán nuevas diligencias de investigación.

Primero Justicia, uno de los principales partidos opositores del país, indicó en su cuenta de Twitter que el cuerpo del opositor fue entregado “sin procedimientos mínimos forenses”. “No podrán esconder lo ocurrido”, dijo la formación, que responsabilizó al gobierno de Maduro de la muerte.

Grupo de Lima pide investigación

El Grupo de Lima instó el martes al gobierno de Venezuela a realizar una investigación “independiente”, con respaldo internacional, para aclarar la muerte de Fernando Albán.

Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Santa Lucía, integrantes del Grupo de Lima, expresaron además “su profunda preocupación por la trágica muerte del concejal venezolano Fernando Albán, del partido Primero Justicia”.