Buenos Aires. A pesar de que ninguna encuesta se acercó al resultado de las elecciones primarias argentinas, continúan los relevamientos de cara a las elecciones generales del próximo 27 de octubre.

Así como antes del 11 de agosto nadie previó una ventaja de más de 15 puntos de Alberto Fernández sobre Mauricio Macri, los relevamientos actuales prevén una diferencia mayor.

Es el caso de la consultoría Gustavo Córdoba y Asociados, que realizó una encuesta telefónica. En primer lugar, se percibe un mayor pesimismo respecto a la situación futura de la situación económica. Quienes creen que dentro de un año la situación económica será peor o seguirá igual de mal suman 47.3% del total. Antes de las elecciones primarias, constituían 44 por ciento.

A contramano, quienes prevén que la situación estará mejor o seguirá igual de bien se mantuvieron estables, ya que pasaron de ser 41.8 a 41.9 por ciento.

Los Fernández arrasan

En cuanto a las elecciones de octubre, plantea que la fórmula Alberto Fernández–Cristina Kirchner llegará a 53.2 por ciento.  Mientras tanto, el tándem Mauricio Macri–Miguel Pichetto se quedará en 32.1 por ciento. En este escenario no se cuentan los votos en blanco, pero no se proyectan los indecisos, que trepan a 4.5 por ciento.

Esta consultoría, en su último informe previo a las primarias,  planteó un escenario distinto al que se vio en las urnas.

En cuanto a intención de voto a presidente, le dio 38.2% a Alberto Fernández, contra 34.1% a Mauricio Macri, con 5.3% de indecisos. Es decir, hay 4.1% de diferencia entre ambos sin tener en cuenta los votos en blanco, cuando en realidad fue de 16 puntos.

Algo similar sucedió en la provincia de Buenos Aires. Le daba una ventaja mínima a María Eugenia Vidal frente a Axel Kicillof, 44.8 contra 44.6 por ciento. En las urnas, la victoria de Kicillof fue de 50.6%, frente a 59.9% de Vidal.

Con esos resultados, no sería necesario recurrir al ballottage (segunda vuelta) para determinar quién será el próximo presidente.

En un eventual ballottage, entonces, la ventaja del Frente de Todos (alberto Fernández y Cristina Fernández) ante Juntos por el Cambio (Mauricio Macri y Miguel Pichetto) sería de 55.9 contra 36.3 por ciento. Sin embargo, la moneda está en el aire.