Madrid. Tras los debates de los portavoces de los grupos parlamentarios con Pedro Sánchez en la segunda jornada de la sesión de investidura, se procedió a la votación en la que, como estaba previsto, el candidato del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) perdió la primera votación, al no haber conseguido la mayoría absoluta (176 diputados de los 350 escaños de los que se compone la cámara), necesaria para salir investido en el primer intento.

El candidato socialista contó con 124 votos a favor, 52 abstenciones y 170 votos en contra (PP, Cs y Vox, más ERC, JxCat, Coalición Canaria, Navarra Suma y el de Irene Montero). Los  integrantes de ERC le negaron su apoyo después de que el vocero del partido en el Congreso, Gabriel Rufián, le avisara al presidente en funciones y candidato a la reelección que no debía dar por hecho la abstención de ERC si no llegaba a un acuerdo con Unidas Podemos.

Puede cambiar su postura si PSOE y UP conensúan un acuerdo de gobierno antes del próximo jueves, cuando tendrá lugar la segunda votación. “Por nosotros no será”, ha afirmado en varias ocasiones Rufián, instando a Sánchez a “evaluar en su justa medida el enorme esfuerzo de generosidad” que ha asegurado que están haciendo los republicanos cuando “su estómago les pide otra cosa”.

Unidas Podemos, por su parte, ha optado finalmente por la abstención, una decisión de última hora con la que la coalición ha buscado dejar patente su voluntad de acuerdo con los socialistas, después de que Carmen Calvo ha manifestado su voluntad de “negociar hasta el último minuto”.

“No pierdo la esperanza”

El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, cerró el debate en el Congreso asegurando que sigue creyendo en la posibilidad de ser elegido, a pesar de que no cuente, al menos hoy, con los votos para lograrlo. “No pierdo al esperanza”, dijo, y el PSOE ya ha comunicado que “desde ya” tienen la vista puesta en la segunda oportunidad del próximo jueves.

De última hora, el PSOE se ha puesto en contacto con Unidas Podemos para reanudar las negociaciones con miras a contar con su apoyo el día de mañana. Pablo Echenique, de Podemos, se reunió durante tres horas con la vicepresidenta española.