Bruselas. El jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Josep Borrell, equiparó la posición de la UE ante la situación en Bielorrusia y la actualidad de las relaciones con Venezuela.

“En el caso de Lukashenko tenemos una situación parecida a la de Venezuela. No reconocemos la legitimidad del señor (Nicolás) Maduro como presidente (...), por las mismas razones y condiciones por las que no reconocemos la legitimidad democrática de Lukashenko”, expresó al fin de una reunión de los cancilleres europeos en el Consejo de Relaciones Exteriores de la UE.

Esto ocurre, dijo el jefe de la diplomacia europea, “porque no consideramos que las elecciones” que les permitió permanecer en el poder “hayan sido válidas”.

Sin embargo, Borrell añadió que aunque la UE no reconoce la “legitimidad democrática” de ambos dirigentes, “no quiere decir que no reconozcamos la realidad”.

“Tanto Lukashenko como Maduro tienen el control del gobierno, de la administración y del territorio”, señaló.

Los cancilleres de la UE mantuvieron en Bruselas una reunión en que la posibilidad de sanciones contra Bielorrusia, sin embargo, no lograron alcanzar la unanimidad requerida para imponerlas.

Con relación a Venezuela, Borrell dijo que informó a los cancilleres sobre las conversaciones con el Grupo Internacional de Contacto (GIC), y les explicó que no están presentes las condiciones para el envío de una misión de observación para los comicios legislativos del 6 de diciembre.