Bruselas. El jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, pidió el día de ayer 29 de julio, a Cuba liberar a los detenidos en las recientes protestas.

"Llamamos al gobierno de Cuba a respetar los derechos humanos y libertades consagradas en las Convenciones (...). Instamos a que liberen a todos los manifestantes detenidos arbitrariamente, y que escuchen la voz de los ciudadanos", señala la nota.

Borrell, quien firmó esta nota a nombre de los 27 países de la UE, expresó su preocupación "por el arresto de manifestantes y periodistas, especialmente después de las manifestaciones del 11 de julio en todo el país".

Por su parte, el canciller de Cuba, Bruno Rodríguez, rechazó "enérgicamente" la declaración de Borrell, en un mensaje publicado en Twitter.

De acuerdo con Rodríguez, la declaración de Borrell "no se atreve a mencionar por su nombre el genocida bloqueo de Estados Unidos que viola la soberanía europea y le impone sus leyes y cortes. Sobre Cuba, miente y manipula. Podría ocuparse de brutal represión policial en UE".

Hasta el momento no se conocen números oficiales sobre el número de personas detenidas como consecuencia de esas protestas.

Grupos opositores locales estiman que el número de personas arrestadas podría ascender a más de 600, aunque Rodríguez afirmó esta semana que la mayoría de los detenidos ya había sido liberada mediante pago de multas o "medidas cautelares domiciliarias".