París. Europa no se quedará sentada sin hacer nada. El presidente francés Emmanuel Macron declaró que si se confirman los anuncios de Estados Unidos de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio sería “importante que la Unión Europea reaccione rápidamente (...) en el marco de la OMC”.

“Está claro que (estas medidas) violarían las normas de la OMC (Organización mundial del Comercio): la UE tendría el derecho, y tal es el deseo de Francia, de llevar a cabo una acción ante la OMC para adoptar medidas” de represalia contra productos estadounidenses, dijo Macron.

La Unión Europea anunció el viernes que prepara medidas contra empresas estadounidenses como la fabricante de motos Harley-Davidson, el whiskey bourbon y los pantalones Levi’s, después del anuncio de Washington de imponer aranceles aduaneros de 25% para el acero y de 10% para el aluminio.

El presidente Trump replicó de inmediato amenazando con imponer una tasa a las exportaciones europeas de automóviles.

Macron, que se expresaba en París en conferencia de prensa con el primer ministro de Quebec, Philippe Couillard, dijo que esos anuncios serían “muy malas respuestas en el contexto que conocemos, porque se trata de nacionalismo económico” y “el nacionalismo es la guerra, y en la guerra todos pierden”.