Bruselas. La Unión Europea anunció el lunes sanciones contra 11 dirigentes venezolanos, incluyendo la nueva vicepresidenta Delcy Rodríguez.

Las prohibiciones de viaje y el congelamiento de bienes fueron impuestos debido a que los individuos señalados “son responsables de violaciones de derechos humanos y de socavar la democracia y el Estado de Derecho en Venezuela”, dijo el bloque europeo.

Con estas sanciones, que abarcan al jefe del Ejército y al director de la agencia nacional de inteligencia, el número de funcionarios venezolanos sanciones por la UE asciende a 18.

Las sanciones, dijo la Unión Europea, buscan ayudar a fomentar una solución democrática a la crisis, promover la estabilidad política y cumplir con las necesidades urgentes del pueblo venezolano.

Venezuela consideró la medida como una “agresión continuada” e “injerencista” y afirmó que no aceptará amenazas de ninguna potencia o grupo de países.

Al condenar las medidas, el gobierno sostuvo en un comunicado que la Unión Europea “atenta contra la paz política en Venezuela al inmiscuirse en sus asuntos internos y empeñarse en aplicar medidas coercitivas que atentan contra la tranquilidad y el diálogo”.

El presidente venezolano Nicolás Maduro se declaró ganador de unas elecciones el mes pasado que fueron boicoteadas por la oposición y que varios gobiernos y entidades a nivel internacional consideran ilegítimas.