Trípoli. En un fin de semana de intensos bombardeos, el líder libio Muammar Gaddafi insistió en que sobrevivirá a los ataques de la OTAN; mientras, el gobierno negaba insistentes reportes de que había resultado herido en uno de los ataques.

Les digo a los cobardes cruzados que yo vivo en un lugar al que no pueden acceder. Vivo en los corazones de millones , dijo Gaddafi en una breve grabación, difundida por la televisión estatal.

Gaddafi parecía estar respondiendo a los comentarios del Ministro del Exterior de Italia, Franco Frattini, quien comentó sobre la probabilidad de que Gaddafi resultara herido en un bombardeo de la OTAN contra su centro de mando en Trípoli. A su vez, Frattini dijo haber basado su comentario en un reporte del enviado del Vaticano en Trípoli, el arzobispo Giovanni Martinelli.

Las fuerzas de la OTAN cumplieron dos meses de su misión de bombardeos contra Libia, con base en una resolución de la ONU que busca proteger a la población civil de los ataques de Gaddafi.

En los últimos días, la coalición ha intensificado sus ataques en la capital, buscando que Gaddafi se rinda.

La Corte Criminal Internacional anunció que este lunes expedirá órdenes de arresto contra tres individuos por crímenes contra la humanidad en relación con el conflicto libio.

Aunque la Corte no dio los nombres de los acusados, se da por descontado que uno de ellos será Gaddafi. Una orden de arresto limitaría las opciones de Gaddafi de irse al exilio.

En Washington, el gobierno de Obama recibió en la Casa Blanca por vez primera a un representante de primer nivel de la oposición libia. Tom Donilon, asesor de seguridad nacional, se reunió con Mahmoud Jibril para evaluar cómo Estados Unidos y la coalición pueden brindar apoyo adicional .

La Casa Blanca confirmó que considera al liderazgo de la oposición, el Consejo Nacional de Transición, como el legítimo interlocutor del pueblo libio .

Sin embargo, Jibril se fue sin un compromiso firme de Washing­ton de reconocer al Consejo como el gobierno legítimo de Libia.