José Crespo Fernández es embajador del Estado Plurinacional de Bolivia en México desde noviembre del 2016. Ingresó al Ministerio de Relaciones Exteriores, en octubre del 2009, como jefe de la Unidad de Integración Regional, cargo que ocupó hasta marzo del 2011, y a partir de abril del mismo año fue director general de Relaciones Multilaterales de la Cancillería. En conversación con El Economista, Crespo Fernández habla sobre la situación económica de su país al igual que de asuntos políticos.

—¿Cuál es su opinión respecto a la Carta Democrática emitida a Venezuela por la Organización de Estados Americanos (OEA)?

Creemos que la OEA se equivocó al plantear la posible expulsión de Venezuela, tenemos el antecedente de la expulsión de Cuba, que no le afectó en lo absoluto.

—¿Cómo se encuentra la economía de Bolivia con respecto a los países de Sudamérica?

La de mayor crecimiento en los últimos cinco años. Tenemos bonos internacionales en partidas distintas, y a nivel macroeconómico no registramos problemas importantes.

—¿Cómo beneficiará a Bolivia la explotación de litio, que en las últimas décadas se convirtió en un recurso relevante para el desarrollo de la tecnología?

Contamos con la mayor reserva de litio en el mundo y también con años de experiencia en su producción, particularmente de carbonato de litio. Gracias al conocimiento de nuestras propias universidades, iniciamos la fase de industrialización y exportación masiva.

—¿Las nacionalizaciones emprendidas por Evo Morales son un obstáculo para el desarrollo del Estado Plurinominal?

Nuestro modelo económico tiene un solo decreto: la nacionalización de los recursos naturales más importantes de Bolivia como lo son: petróleo, gas natural y minería. Significa que la producción estratégica nacional ésta administrada por el Estado, y su  excedente se aplica en el desarrollo social, no a cubrir una deuda acumulada a los ciudadanos por decenas de años.

—Después de la entrega de sus cartas credenciales al presidente Peña, ¿cuáles son los propósitos de su misión  diplomática en México?

Venimos con un mensaje del presidente Evo Morales compartido con los embajadores de América Latina sobre el momento histórico que representa la amenaza del presidente Donald Trump de poner un muro, que si bien estaría en la frontera con México, tiene el propósito de separar a toda a América Latina.

El tema de los muros entre naciones no abona a la relación armónica

Deberá resolverse  y por ello se convocó a una Conferencia Mundial de los Pueblos en la ciudad de Cochabamba, que propone un mundo sin muros.

Con una propuesta de todos los países del sur sobre el tema de migración y sobre la enorme vulnerabilidad de derechos humanos de los migrantes en el mundo, esperamos tener una respuesta solidaria de  todos los países.

—¿Qué comentario arrojó a su país la reciente contienda presidencial en México?

Lo mostraron como una nación que de manera civilizada concluyó un esfuerzo electoral que reflejan instituciones de alta probidad.