Washington. La OEA aprobó una resolución para pedir a Bolivia que llame urgentemente a elecciones.

De los 35 miembros, la resolución obtuvo 26 votos a favor, tres en contra (México, Nicaragua y San Vicente y las Granadinas), cuatro abstenciones y una ausencia, en un momento en que la crisis en el país deja al menos 27 muertos.

La representante de Bolivia, Ivanna Bracamonte, votó a favor de la resolución.

El texto propuesto por Colombia y Brasil instruye a la Secretaría General de la OEA a otorgar a Bolivia todo el apoyo técnico “para que se dé inicio inmediato al proceso electoral, de conformidad con los principios de transparencia, independencia, credibilidad y confianza”.

La resolución insta a todos los actores políticos y a la población en general “al inmediato cese de la violencia”, y pide a las autoridades garantizar “de manera plena e irrestricta” el respeto y la protección de los derechos humanos.

El diplomático uruguayo pidió que se incluyera en la resolución la mención de que Bolivia sufrió “un quiebre institucional”. No fue aprobado.

Reacciona presidenta

La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, envió al Congreso un proyecto de ley para convocar a nuevas elecciones generales.

El texto, que debe ser aprobado en el Congreso, donde el Movimiento al Socialismo de Morales es mayoría, anularía las elecciones realizadas hace justo un mes, en las que Morales fue declarado ganador para un cuarto mandato. La bancada de Morales había entregado más temprano al Senado un proyecto similar, que está bajo análisis de una comisión.

También permitiría la elección de un nuevo Tribunal Supremo Electoral, encargado de definir una fecha para los comicios. Ese organismo estuvo en el centro de una polémica sobre el recuento de votos favorable a Morales y sus anteriores autoridades se encuentran detenidas.

Morales, operando desde México

Desde México, el expresidente Evo Morales llamó a conferencia de prensa para reforzar su idea de que la OEA “es golpista y actualmente debería llamarse OEA del Norte, pues ayudó a la derecha para que yo saliera de mi país de la forma como se dieron las cosas y ahora estoy acá en México”.

Sobre los motivos de la inestabilidad que vive su país, Morales comentó que “hay algunos gobiernos que quieren adueñarse de las materias primas que Bolivia tiene y lo veo. Es una conspiración interna y externa para ese propósito”.

Sobre el regreso a la estabilidad de su país, Morales comentó que se lograría con la conformación de un ente conformado por organismos internacionales y que incluya al papa Francisco.

Morales está dispuesto a regresar a su país, siempre y cuando le garanticen su seguridad, señaló.

Sobre el asilo que el gobierno de México otorgará a Evaliz Morales, hija del expresidente, el gobierno de Bolivia entregó un salvoconducto. Jeanine Áñez lo confirmó en Twitter: “Hemos decidido otorgar un salvoconducto (...) bajo el entendimiento de que la familia no es culpable de las acciones de su padre. Somos un gobierno que busca pacificar nuestra nación”. (Con información de Edna Herrera)