Washington. La casa blanca fustigó al juez que bloqueó su política de devolver a México a los solicitantes de asilo para que esperen allá sus audiencias migratorias.

El presidente Donald Trump “hará todo lo que sea necesario” para proteger las fronteras del país, dijo la vocera Sarah Sanders.

En un mensaje por Twitter, Sanders escribió: “Un juez activista liberal en San Francisco determinó que Estados Unidos y México no pueden cooperar para lidiar con temas de asilo en la frontera”.

La funcionaria denunció que México ahora está haciendo más para proteger las fronteras estadounidenses que los congresistas demócratas, y calificó la situación de lamentable.

Trump “hará todo lo que sea necesario para resguardar la seguridad de los estadounidenses”, añadió la vocera. No dio detalles.

La política fue implementada en enero en el cruce de San Diego. El juez Richard Seeborg dejó en pausa su fallo hasta el viernes.

Postura de México

El país afectado por la decisión de Trump de llevar hacia México a los migrantes centroamericanos, fijó su postura a través de un comunicado emitido por la Secretaría de Relaciones Exteriores: “El Gobierno de México, respetuoso de los asuntos doméstiocs de los  Estados Unidos de América, toma nota de la decisión de un Juez Federal en California, de suspender a partir del próximo 12 de abril, la devolución de ciertos extranjeros a México para que aguarden el desarrollo de su proceso migratorio”.

El gobierno mexicano recordó en el comunicadosu opinión sobre la decisión que tomó Trump de enviar a los migrantes a México: “(...) no obstante que México no coincide con esa medida unilateral, se admitió de manera temporal y por razones humanitarias”.

Despido a Nielsen

Durante una reunión con altos colaboradores el último jueves de marzo, Trump exigió medidas drásticas para cumplir la amenaza que había hecho esa mañana mediante un tuit: cerrar la frontera con México. Frenar la llegada de migrantes fue una de sus principales promesas durante la campaña presidencial. ¿Por qué no lo podían hacer? La secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, pidió al mandatario que reconsiderara esa medida. Después llegó el despido a Nielsen.

Viaje a Disneylandia

Trump negó que quiera reinstaurar la política de separar a niños de sus padres en la frontera con México, pero al mismo tiempo intimó que la estrategia había servido para desalentar la llegada masiva de migrantes.

“No estamos tratando de hacer eso”, dijo Trump a reporteros.  Pero al mismo tiempo agregó: “Esa gente está viniendo como si estuvieran yendo a un picnic, como si estuvieran yendo a Disneyland”.

Han sido días difíciles para Trump.