Varsovia.- Bronislaw Komorowski, candidato del gobernante partido Plataforma Cívica (PO, por sus siglas en polaco) ganó la segunda vuelta de la elección presidencial del domingo, según mostraron sondeos a boca de urna.

Un sondeo a boca de urna de la televisión estatal TVP dio por ganador a Komorowski, que era presidente interino, con un 53% de la votación contra un 47% para su rival Jaroslaw Kaczynski, líder del principal partido de oposición de derecha, Ley y Justicia (PiS).

Kaczynski, el hermano gemelo del presidente Lech Kaczynski, cuya muerte en un accidente de avión en abril precipitó las elecciones, rápidamente reconoció la derrota.

Los inversores celebrarán el resultado debido a que Komorowski y el primer ministro Donald Tusk son aliados cercanos del mismo partido y se espera que el nuevo presidente trabaje sin problemas con el Gobierno orientado al mercado.

" Creo que habrá una reacción muy positiva en los mercados", dijo el ministro de Finanzas, Jacek Rostowski, a periodistas.

Los inversores temían una victoria de Kaczynski, por su oposición a los recortes en el gasto público y a las privatizaciones, y la posibilidad de un aumento en el conflicto entre el Gobierno y el presidente.

Se avecinan más elecciones

"La victoria de Komorowski puede ser vista como un factor que apoya las reformas fiscales porque él es del partido de Gobierno. Por lo que podemos imaginar que la reacción del mercado será positiva", dijo Maciej Reluga, economista jefe de Bank Zachodni WBK.

" Pero debemos recordar que aún enfrentamos elecciones regionales y parlamentarias, por lo que no podemos esperar decisiones impopulares (de parte del Gobierno).

En Polonia, el Gobierno liderado por el primer ministro establece la política, pero el presidente puede proponer y vetar leyes, designar a varios funcionarios clave y tiene voz en la política exterior y de seguridad.

Lech Kaczynski vetó muchos proyectos de Gobierno antes de su trágica muerte en un accidente de avión en Rusia el 10 de abril.

Kaczynski reconoció la derrota en un discurso a sus seguidores pero dijo que el resultado entregaba un trampolín para las elecciones del año próximo.

El apoyo que recibió Kaczynski lo deja a él y a su partido en una posición más firme para las elecciones parlamentarias del año próximo y podría dificultarle al Gobierno de Tusk arriesgar reformas fiscales potencialmente impopulares.

"Es una paradoja que la elección tenga un ganador pero no un perdedor. Jaroslaw Kaczynski y Ley y Justicia hace unos meses sólo podrían soñar con ganar tal apoyo", dijo Jacek Wasilewski de la Escuela Superior de Psicología Social de Varsovia.

apr