El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong Un, manifestó que la unidad nacional se había fortalecido 100 veces después de la purga de los facciosos contrarrevolucionarios , una aparente referencia a su tío, Jang Song-thaek, quien fue ejecutado el mes pasado por traición.

Los comentarios de Kim, hechos en un extenso discurso por el Año Nuevo, son los primeros desde que Jang fue acusado de planear un golpe de Estado y fuera despojado de todos sus cargos. Aunque Kim no mencionó a Jang, describió la purga como la decisión correcta .

Kim también expuso que Corea del Norte debe ser más vigilante en la eliminación de la disidencia y exhortó a un crecimiento en la educación ideológica para los ciudadanos y los miembros del Partido del Trabajo, con el fin de asegurar que piensen y actúen en todo momento y en todo lugar, en consonancia con las ideas y las intenciones del partido .

Corea del Norte debe librar una lucha enérgica para acabar con cualquier ideología extraña y estilo de vida decadente que pueda poner en peligro nuestro sistema , expuso Kim.

El reconocimiento de una potencial disidencia es notable, ya que el gobierno de Pyongyang ha utilizado durante décadas su propaganda para proyectar un sentido de lealtad incuestionable a la familia Kim. Algunos analistas manifestaron que bajo Kim, Corea del Norte ha abandonado abruptamente ese tipo de creación de mitos y en su lugar destaca el castigo que traerá la deslealtad.