El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, cree que una cumbre con el presidente estadounidense Donald Trump supondría una oportunidad histórica para poner fin a décadas de confrontación, declaró el presidente surcoreano Moon Jae-in el domingo tras su reunión sorpresa con Kim.

"Él también expresó su intención de poner fin a una era de guerra y confrontación con el éxito de la cumbre Norte-EU y de cooperar para la paz y la prosperidad", declaró Moon a los periodistas, añadiendo que tanto él como Kim acordaron encontrarse o hablar en persona "cuando sea necesario".