La Unión Europea (UE) celebró este lunes la victoria del candidato liberal y proeuropeo Emmanuel Macron a la presidencia de Francia, quien borró a la antieuropea de extrema derecha Marine Le Pen.

"Me alegro que las ideas que usted a defendido de una Europa fuerte y progresista, que protege a todos sus ciudadanos, sean aquellas que Francia llevará bajo su presidencia", dijo el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, en carta enviada a Macron.

Durante la campaña presidencial francesa el líder del Ejecutivo europeo rompió con el protocolo al expresar abiertamente su apoyo a Macron, elegido por 66.1 por ciento de los votantes.

"La historia de la construcción de la UE está tan estrechamente conectada con la de Francia que el debate público que usted ha conducido sobre el lugar de Francia en Europa ha resonado más allá del país que usted tendrá la responsabilidad de presidir", precisó Juncker.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, confió en que Francia continuará a contribuir de manera constructiva para solucionar los desafíos comunes de la UE y mantener su unidad bajo el gobierno de Macron.

La victoria del exministro de Economía de 39 años da un respiro a la UE luego de la decisión de Reino Unido de abandonar el bloque y pone fin a la serie de amenazas de que euroescépticos populistas se hicieran con el poder en importantes países, como Austria y Holanda.

"Una victoria de Macron es una señal positiva para la UE", afirma Guntram Wolf, analista del centro de reflexión Bruegel.

Su oponente, Le Pen, que conquistó el 33.9% de los sufragios, hizo campaña prometiendo un referéndum sobre la pertenencia de Francia en la UE y abolir el euro como moneda nacional.

Tusk señaló que Francia, país fundador de la UE, ha siempre jugado un papel central en la construcción y el desarrollo de la mancomunidad.

"Francia es esencial para Europa, y Europa lo es para Francia", defendió.

Ambos líderes europeos felicitaron a Macron por su victoria, le desearon éxito y se dijeron ansiosos por encontrarlo en la próxima cumbre europea.

La primera cita oficial de Macron en Bruselas será la cumbre de jefes de Estado y de gobierno de la OTAN, el 25 de mayo, que contará también por primera vez con el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

erp