El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, demandó al gobierno de Ecuador afirmando que sus condiciones de vida en la embajada de ese país en Londres, donde vive asilado desde hace seis años, vulneran sus "derechos fundamentales", anunció el viernes en un comunicado.

"Assange lanzó hoy un caso en el que acusa al gobierno de Ecuador de violar sus derechos fundamentales y sus libertades", afirmó WikiLeaks, precisando que el exjuez español Baltasar Garzón, coordinador de su equipo jurídico, viajó a Ecuador para lanzar la demanda contra el gobierno.

"La acción tiene lugar casi siete meses después de que Ecuador amenazase con retirarle su protección y cortase su acceso al mundo exterior, negándose incluso a permitir que periodistas y organizaciones de derechos humanos pudiesen verlo", precisó.

También "instalando tres inhibidores de señal en la embajada para impedir sus llamas telefónicas y su acceso a internet", agregó.

Quito dio asilo a Assange en 2012, quien se refugió en la legación para evitar, en principio, ser extraditado a Suecia, que lo reclamaba para enfrentar acusaciones por supuestos delitos sexuales que no prosperaron.

Empero, el australiano de 47 años teme que si deja la embajada pueda ser detenido y extraditado a Estados Unidos por difundir miles de secretos oficiales de ese país a través de su página web.

La justicia británica mantiene una orden de detención en su contra por haber violado las condiciones de su libertad condicional en el marco del caso abierto en Suecia, al refugiarse en la embajada ecuatoriana.

abr