Un juez peruano suspendió el martes un polémico fallo de incautación de la casa donde vive el expresidente Ollanta Humala y su familia, un día después de que ordenara su desalojo en medio de la investigación sobre lavado de activos vinculada a la firma brasileña Odebrecht.

Un equipo de fiscales, por orden del juez Richard Concepción Carhuancho, incautó el lunes cinco inmuebles relacionados a Humala y a otras personas involucradas en el caso y que fueron adquiridos presuntamente con dinero ilícito.

La medida fue criticada por algunos medios locales, juristas y legisladores que fueron opositores a Humala -quien gobernó el país entre el 2011 y el 2016-, al considerar que era exagerada mientras los fiscales aún no han presentado los cargos.

El mismo juez Concepción Carhuancho suspendió la medida por 30 días en uno de los inmuebles, la vivienda de Humala ubicada en un distrito residencial de Lima, luego de que la defensa del expresidente solicitara revertir la incautación, informó el Poder Judicial a través de Twitter.

 

El expresidente ejecutivo de Odebrecht, Marcelo Odebrecht, dijo que la empresa entregó 3 millones de dólares a Humala por orden del Partido de los Trabajadores de Brasil del exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva, quien habría respaldado su campaña política por razones ideológicas, según la fiscalía peruana.

El exmandatario peruano y su esposa niegan las acusaciones.