La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito indicó que la orden ejecutiva firmada por el presidente Donald Trump para retener fondos a distritos, cuyas autoridades no colaboran con fuerzas de inmigración viola la Constitución.

Pero la corte indicó que el tribunal inferior que tomó el caso se excedió cuando bloqueó su aplicación en todo el país porque no halla pruebas suficientes para apoyar una prohibición a nivel nacional de la orden ejecutiva.

“El pánel afirmó la concesión del tribunal de distrito (...) a favor de la ciudad y el condado de San Francisco y el condado de Santa Clara en una acción desafiante a la orden ejecutiva 13.768, Mejora del público y Seguridad en el Interior de Estados Unidos, que ordenó la retención de subvenciones federales a las llamadas jurisdicciones santuario”, indica la decisión de los magistrados.

Los jueces explican que bajo el principio de “separación de poderes” y normas que conceden poder exclusivo al Congreso para imponer condiciones a las subvenciones federales, “el Poder Ejecutivo no puede negarse a otorgar las subvenciones federales en cuestión sin la autorización del Congreso”.

La Corte del Noveno Circuito, sin embargo, dice que no encontró suficiente evidencia sobre el impacto de la orden ejecutiva fuera del estado de California.

“Dada la ausencia de hallazgos específicos (sobre) la aplicación a nivel nacional de la medida cautelar, el pánel dejó vacante la orden judicial a nivel nacional y se ordenó su reconsideración y otros hallazgos”.

El juez Ferdinand Fernandez, el juez que disintió, consideró que el caso no podía ser objeto de una decisión aún.

La orden ejecutiva 13.768 es parte de otra de las medidas que el gobierno de Trump toma para acorralar a jurisdicciones que no colaboran con autoridades de inmigración. Anteriormente, la administración ha demandado al estado de California por tres leyes destinadas a proteger a inmigrantes indocumentados.