El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya tiene un apodo para referirse a Andrés Manuel López Obrador, virtual ganador de la elección presidencial de nuestro país.

Según un escrito del exfuncionario de la Casa Blanca durante la administración de Obama, publicado en el sitio Americas Quarterly, López Obrador se hizo acreedor al sobrenombre de Juan Trump.

“la administración de Trump no está demasiado preocupada por la presidencia de AMLO y su impacto en las relaciones entre Estados Unidos y México. Trump mismo ve un poco de su ser renegado en AMLO, llamando en privado al político mexicano Juan Trump, según un alto funcionario del gobierno”.

La nota es firmada por Mark Feierstein y la cabeza es: “Por qué un AMLO pragmático puede estar aquí para quedarse”. El periodista escribe que fuentes internas aseguran que la actual administración no ve mayor complicación en un cambio radical con la llegada del candidato, mismo que es el más votado en la historia de México.

A diferencia de otros países de América Latina, con gobiernos de izquierda populista, el ambiente político en México no es conducente a enfrentar grupos sociales unos contra otros. “A diferencia de los presidentes Nicolás Maduro, en Venezuela; Daniel Ortega en Nicaragua, y Evo Morales, en Bolivia; el apoyo de AMLO no está concentrado entre los pobres”, afirman.

López Obrador invitó al presidente de EU a su toma de posesión. “Trump va a ser invitado y dependerá de su agenda y de lo que él decida”, sostuvo en la semana después de sostener una charla telefónica.

Todo parece indicar que la relación entre Trump y López Obrador será mejor a la que tiene el presidente Peña con el estadounidense.